Latest News

Dropdown Menu

miércoles, 8 de mayo de 2013

Uso de ultrasonido quirúrgico en la odontología

Equipo de ultrasonido odontológico se usa principalmente en odontología para la remoción de cálculos dentales (sarro). Con poco esfuerzo el dentista tiene la posibilidad de fracturar estos pedazos de sarro duro que se encuentran firmemente adheridos a las raíces de los dientes. Sin esta ayuda el dentista tardaría mucho más tiempo en eliminar el sarro y la labor sería agotadora. Actualmente se han desarrollado equipos de ultrasonido cuya función es la de cortar hueso en mandíbula y maxilar permitiendo respetar y proteger tejidos blandos como mucosa nervios, músculos, membrana periodontal (tejido que une al hueso y al diente).



La punta de trabajo del equipo ultrasónico posee un tipo de navaja delgada que al vibrar va cortando el hueso y al mismo tiempo el aparato impulsa un chorro de suero fisiológico para que el tejido óseo no se caliente.

USOS DEL EQUIPO DE ULTRASONIDO QUIRURGICO.

EXTRACCIONES DENTALES: La punta de trabajo es tan delgada que fácilmente va desprendiendo el ligamento que une el diente al hueso permitiendo extraer fácilmente el diente sin lastimar innecesariamente al tejido óseo lo cual ayuda a una recuperación sin inflamación y casi nulas molestias.

EXTRACCION DE TERCEROS MOLARES: La extracción de terceros molares incluidos en el hueso requiere de remoción del mismo. En la mayoría de los casos es necesario fracturar los molares en varios pedazos. La posición de estos dientes además de la localización muy posterior dificultan el acceso fácil y el corte de las piezas dentarias. Con la ayuda de el ultrasonido y debido a las diferentes angulaciones de las puntas, el acceso a los terceros molares es mucho más fácil y debido a que no corta tejido blando el operador puede con toda confianza cortar tanto tejido dental como hueso en un tiempo menor y con la consiguiente menor inflamación y dolor .

ELEVACION DEL SENO MAXILAR: Las raíces de los premolares y molares superiores se encuentran alojadas parcialmente dentro del seno maxilar que es una cavidad cuya función es la de humectar, calentar el aire y de fonación. Si estos dientes se extraen por la razón que sea, el hueso que rodea las raíces de estos dientes se reduce y se atrofia. Debido a ello cuando queremos colocar implantes en esa zona es necesario utilizar técnicas de regeneración guiada de hueso y para ello utilizamos el utrasonido para abrir una ventana ósea lateralmente sin lastimar la mucosa y posteriormente levantamos la membrana que recubre al seno y finalmente colocamos hueso de donador ó algún material artificial para estimular la formación de hueso nuevo cuyo grosor permitirá la colocación segura y adecuada de implantes dentales.

TRATAMIENTO ORTODONTICO EN PACIENTES CON COLAPSO MAXILAR. (CORITCOTOMIA)

Como ya en artículos pasados explicamos, la mal posición dentaria se origina generalmente entre la niñez y la pubertad. Como resultado obtenemos maxilares superiores con anchos deficientes, mandíbulas cortas y una deficiente articulación de los dientes superiores con los inferiores.

La edad ideal para iniciar tratamientos ortopédicos y ortodónticos en los niños es alrededor de los 9 a los 11 años a más tardar. Si se retrasa el inicio del tratamiento corremos el riesgo de que la unión media del maxilar se solde (calcifique) y sea difícil su expansión ortopédica para obtener espacio para acomodar a los dientes.

Actualmente es posible tratar ortodónticamente a pacientes adultos (mayores de 20 años hasta más de 70) con corticotomias. En esta técnica se utiliza el utrasonido para realizar microcortes (medio milímetro a un milímetro de profundidad) en la superficie del hueso en la parte externa de la mandíbula o el maxilar para que al momento de realizar la ortopedia los dientes se muevan junto con el hueso seccionado en la parte externa.

Esta técnica es muy fácil de realizar debido a que el control del corte y la delgadez de las puntas del ultrasonido son excelentes para este efecto. Anteriormente se recurría al cirujano maxilofacial para realizar técnicas más agresivas (lefort) que consisten en seccionar el maxilar a la mitad a lo largo y a lo ancho con posibles consecuencias y efectos secundarios.

La corticotomia es un método mucho menos invasivo y 100% efectivo para que los adultos puedan beneficiarse de los efectos de tratamientos ortodónticos adecuados y así evitar las consecuencias de la malposición dental como son dolores de cabeza, cuello, espalda, desviación de columna (escoliosis, lordosis), crecimiento de lengua (causa de ronquido y apnea del sueño), dolor en articulación mandibular, dolor en músculos masticatorios y desgaste y fractura de dientes naturales y restauraciones de porcelana. Y a su vez recuperar función masticatoria y estética facial.

Fuente: periodico.am / Héctor Nosaka

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada