Latest News

Dropdown Menu

miércoles, 15 de mayo de 2013

Problemas relacionados con la inclusión dentaria

La pertenencia de una pieza incluida puede determinar una serie de problemas y síntomas.

Pericoronitis. Se asocia con el 95% de los casos en el tercer molar semiincluido. Esta estrecha asociación pareciera ser causada por las características anatómicas peculiares de los terceros molares inferiores, cuya parte distal a menudo está recubierta por tejidos blandos, creándose así un saco profundo, fácilmente colonizado por las bacterias (principalmente anaeróbicos y en especial espiroquetas Fusobacterium y Bacteroides). La pericoronitis representa la principal causa de extracción de dientes del juicio sintomáticos. El rango de edad mayormente afectada es la que se ubica entre los 20 y los 30 años, con una incidencia de aproximadamente el doble en el sexo femenino. 



Han sido identificados como factores locales predisponentes, además de una escasa higiene oral, la distoinclinación y la presencia de un espacio folicular de dimensiones aumentadas distalmente a la pieza semiincluida. El cuadro clínico de la pericoronitis en forma aguda incluye edema y dolor local, halitosis, edema facial y trismus, hasta la extensión de la inflamación a los músculos masticatorios. La pericoronitis, después del primer episodio,tiende a recidivar, con frecuencia e intensidad crecientes, hasta cuando no se procede con la extracción de la pieza dentaria en observación. En el caso de pericoronitis, lo apropiado es proceder a la extracción después de la resolución del cuadro agudo, que puede ser logrado asociando a una delicada remoción de la placa bacteriana y de los restos alimenticios, el uso tópico de clorhexidina, y en los casos más graves, la terapia antibiótica.

Enfermedad periodontal localizada en las piezas dentarias contiguas. Las piezas dentarias que se encuentran en la proximidad de un diente semiincluido están mayormente predispuestas a la enfermedad periodontal, ya que el espacio pericoronal representa un ambiente ideal para el desarrollo de la flora bacteriana anaeróbica responsable de la periodontitis. En especial, se notó la asociación entre un tercer molar inferior incluido o semiincluido u horizontal) y la presencia de lesiones periodontales en correspondencia de la superficie distal del segundo molar inferior. Las lesiones periodontales por cuenta del segundo molar inferior representan, junto con la pericoronitis, la principal indicación para la extracción de los terceros molares inferiores. También en la arcada superior, debido a su peculiar situación anatómica, la presencia de un tercer molar incluido representa un riesgo para la salud periodontal del siete, ya que es posible una precoz afección de la bifurcación distal de este último.

Caries dentaria de la pieza dentaria incluida o semiincluida. De acuerdo con los autores, la incidencia de caries en los dientes incluidos o semiincluidos varía del 3% al 15%. La caries puede afectar también a piezas aparentemente en inclusión mucosa total, pero evidentemente en comunicación con el resto de la cavidad oral a través del surco gingival de las piezas contiguas.

Caries dentaria de piezas dentarias contiguas. A menudo, la presencia de una pieza semiincluida obstaculiza las normales maniobras de higiene oral, exponiendo a los dientes adyacentes a un mayor riesgo de desarrollar una lesión cariogénica. Una vez que la lesión cariogénica se ha determinado, una restauración adecuada puede ser realizada sólo después de la extracción de la pieza incluida.

Reabsorción radicular del diente adyacente. La presión ejercida por un diente incluido sobre la raíz de la pieza adyacente puede causar la reabsorción con un mecanismo aún no determinado, pero presumiblemente similar al que determina la reabsorción de las raíces en las piezas deciduas. En estos casos, la extracción del diente incluido puede permitir en algunos casos un proceso reparador con neoaposición de cemento radicular sobre la raíz reabsorbida y mantenimiento de la vitalidad pulpar.

Quistes odontógenos. El ya citado quiste folicular, además de causar la inclusión, puede ser el efecto. Incluso los queratoquistes más agresivos pueden tener su origen en una pieza dentaria incluida.

Tumores odontógenos. Algunos tumores odontógenos como el ameloblastoma pueden originarse de piezas dentarias incluidas.

Fuente: Piezas dentarias incluidas / M. Chiapasco, P. Casentini, S. Accardi, G. Garattini, M.C. Meazzini

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada