Latest News

Dropdown Menu

jueves, 11 de abril de 2013

Técnica de reposición del Nervio Dentario Inferior - PDF

Tras la pérdida de piezas dentarias, y sin la restitución de las mismas, observamos cómo acontece un proceso de reabsorción ósea. Cuando un órgano deja de desempeñar la función para la cuál ha sido creado, sea cual sea la causa, éste comienza un proceso degenerativo mediante el cual se hace rudimentario y en algunos casos termina desapareciendo.



Con la pérdida dentaria se pierde la estimulación del hueso alveolar acarreando una progresiva reabsorción ósea. Se ha comprobado cómo los pacientes edéntulos portadores de prótesis mucosoportadas experimentan una aceleración de este proceso de reabsorción ósea.

En pacientes donde la desaparición de las piezas dentarias es de largo tiempo de evolución, el hueso alveolar puede llegar incluso a desaparecer y a llegar a la basal del hueso. El estudio realizado por Cawood y Howell (1), en 1988, en el que analizaban 300 cráneos humanos, muestra que mientras las apófisis basales de ambos huesos maxilares permanecen estables en el tiempo, se producen una serie de cambios de gran consideración en los procesos alveolares de mandíbula y maxilar tanto en un plano vertical como horizontal.

La atrofia alveolar se considera de etiología multifactorial. Existen diversos factores relacionados: enfermedad periodontal preexistente, trastornos sistémicos y endocrinos, factores dietéticos, consideraciones anatómicas, mecánicas, sexo y morfología facial. 

La atrofia altera las relaciones maxilo-mandibulares y reduce la cantidad de hueso del área portadora de prótesis y la profundidad del surco. Los pacientes tienden a experimentar excesiva movilidad de las prótesis mucosoportadas, ulceraciones persistentes y neuralgias, y la instalación de implantes requiere de cirugías de gran morbilidad tales como desviaciones de nervios o injertos para incrementar el reborde alveolar. El compromiso funcional más importante suele estar en la mandíbula (la atrofia mandibular es 4 veces mayor que la maxilar).


« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada