Latest News

Dropdown Menu

lunes, 1 de abril de 2013

Dentista diseña robots con material reciclable

El cirujano dentista e investigador de Conacyt, Alfredo Nevárez Rascón, presentó dos figuras robóticas las cuales fueron hechas con materiales reciclados, una de ellas fue creada a fin de fungir como una unidad móvil para la atención odontológica, y ha sido utilizada en brigadas médicas en la Sierra Tarahumara. Alfredo Nevárez, quien también es profesor e investigador de la Universidad Autónoma de Chihuahua, indicó que una de las figuras que fue creada para ser utilizada como unidad dental fue construida con el cuerpo de un calentón y con partes hidroneumáticas de unidades dentales que ya no funcionaban.



A esta unidad, llamada Basigochito, en honor a la comunidad indígena de Basigochi, ubicada en la Sierra Tarahumara, se le agregó una lámpara y un soporte para que fuera una unidad completa de atención dental. El doctor Nevárez, mencionó que el desarrollo de estas figuras robóticas fue porque tenía mucho tiempo, pues se encontraba trabajando en el municipio de Guachochi, y decidió utilizar este tiempo libre en la creación de estos prototipos.

La segunda figura robótica, denominada A2, fue construida con piezas automotrices, creada meramente como pieza de arte, sin ninguna función, a diferencia del Basigochito, que ha funcionado en brigadas de atención dental del Club Rotario, en las cuales hace 10 años atendieron a muchos indígenas de varias partes de la sierra.

Estas unidades fueron hechas básicamente para aprovechar las piezas que no se utilizaban y a fin de impulsar una cultura del reciclaje en conjunto con su hermana, la doctora Martina Nevárez, secretaria de Investigación de la UACh; organizaron en la Universidad Autónoma de Chihuahua un concurso de reciclado de piezas, donde los alumnos crearon diferentes prototipos de ornato.

Con estas figuras los alumnos tuvieron la oportunidad de participar en un Congreso Nacional de Escuelas de Odontología, donde desempeñaron un buen papel. Los materiales que los alumnos utilizaron para generar sus prototipos fueron láminas de radiografía que se iban a desechar y piezas dentales.

Alfredo Nevárez, indicó que la idea de crear al Basigochito y A2 fue porque cree fuertemente que el arte debe tener una utilidad, por ello fue que se tomó el tiempo para ensamblar algunos detalles, mejorando sus prototipos, y llevar algún servicio a la comunidad.

Indicó que el Basigochito aún se encuentra en uso y continuará haciéndole modificaciones, pues se busca que sea montado en un laboratorio para que sirva para rebajar modelos dentales y desgastar dientes. Esta unidad además de tener un hidroneumático, posee una bomba de vacío, para que sea conectado a un compresor y funcione para conectar los aparatos odontológicos.

Expresó que esta unidad tiene muchas funcionalidades, pues con este fin fue creada y eventualmente, al igual que A2, ha sido expuesta en el Centro Semilla de la ciudad de Chihuahua y en el Congreso Nacional de Escuelas y Facultades de Odontología Zona Norte 2013, donde han tenido muy buenos resultados.

Fuente: oem.com.mx

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada