Latest News

Dropdown Menu

jueves, 14 de marzo de 2013

Revista: Influencia de la enfermedad periodontal en la evaluación de los trastornos funcionales digestivos - PDF

Actualmente se define clínicamente al intestino irritable como un síndrome caracterizado por dolor abdominal recurrente asociado temporalmente con cambios en las características catárticas (constipación, diarrea o alternancia de constipación y diarrea). Existe evidencia que demuestra una asociación entre alteraciones de la flora bacteriana intestinal con el desarrollo de diversas patologías, entre las que se destaca el Síndrome de Intestino Irritable.




Dichas alteraciones de la flora pueden ser medidas en forma indirecta mediante un test no invasivo denominado test de hidrógeno en aire espirado con lactulosa (THAEL).2,3 El mismo consiste en la evaluación de los cambios en la concentración de la excreción alveolar de hidrógeno a lo largo del tiempo, a partir de la ingesta de un sustrato no absorbible que es digerido por
las bacterias intestinales. Dicho test es no invasivo y seguro, en comparación con otros métodos diagnósticos utilizados para valorar la presencia de alteraciones de la flora bacteriana, como el sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (o SIBO, small intestine bacterial overgrowth). 

Entre estos últimos tests se destaca el que se considera como “patrón oro”, el cultivo del aspirado yeyunal, el cual consiste en el recuento de la concentración de unidades formadoras de bacterias de yeyuno-íleon. Esto es una práctica engorrosa, no exenta de morbilidades, y por ende poco utilizada en la práctica diaria.


« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada