Latest News

Dropdown Menu

viernes, 8 de marzo de 2013

Queilitis: Patogenia, etiología y clasificación

El termino Queilitis es el más común para designar estados inflamatorios de la Submucosa labial o comisuras labiales en forma de boqueras. Esta lesión de los labios algunos autores la clasifican dentro de las formas de presentación de la candidiasis . La candidiasis es la micosis mas frecuente de la boca que aparece en la infancia, aunque puede atacar a adultos, provocando placas blancas adherentes distribuidas irregularmente en la mucosa bucal que suele acompañarse de inflamación y grietas de las comisuras labiales y de costras en labios.



La Queilitis puede cursar en pacientes dentados y desdentados en los que la disminución de la altura facial oclusiva favorece el contacto continuo con la saliva, esto pareciera deberse a que la reducción de la altura y el ajuste de los labios entre sí, y parte de la piel próxima a las comisuras forman un pliegue que se mantiene húmedo por la saliva se macera y se infecta.

Se considera que esta disminución es la causa que con mayor frecuencia provoca la enfermedad, aunque existen otras causas que revisaremos en este documento, por ejemplo, la moniliasis o candidiasis mencionada anteriormente que con el advenimiento de los antibióticos y VIH ha aumentado su frecuencia en adultos, trastornos nutricionales, trastornos hematológicos en que los cambios en la cavidad bucal con frecuencia son la primera indicación de un trastorno hematológico, sin embargo no son índices patognomónicos que permiten precisar el carácter de la enfermedad, ejemplo: La anemia secundaria (Microcetica Hepociomica) presenta en los casos graves cambios atróficos de la lengua.

La combinación de anemia, grietas en las comisuras labiales, enrojecimiento de la lengua y disfagia se conoce con el nombre de Phummer-Vinson. Ocurre principalmente en mujeres y depende de la carencia de hierro y complejo vitamínico B.

Sinonimia

1- Boquera
2- Candidiasis angular
3- Estomatitis angular
4- Estomatitis comisural
5- Perlada
6- Perleche
7- Queilitis
8- Queilitis angular
9- Queilitis comisural
10- Queilosis

Patogenia y etiología

Los factores causales y conocidos son diversos aunque su agente etiológico fundamental es la Cándida Albicans, pero puede obedecer a trastornos y enfermedades generales. Se considera que la disminución de la dimensión vertical oclusiva es la causa más frecuente de la Queilitis y en especial de la Queilitis angular. Esta disminución de la altura facial facilita la formación de pliegues laterales profundos que son bañados con saliva de forma constante creándose un ambiente de humedad propicio para la colonización por Cándida, lesión característica la cual se manifiesta como fisuras profundas y dolorosas cubiertas por una membrana blanquecina.

Otros autores asocian la presencia de Queilitis a estados inmunodeprimidos, carencia de alimentos o vitaminas.

Saizar (1968) plantea como causa de queilitis angular, dimensión vertical disminuida, y mordidas bajas en pacientes dentados.
Stanley (1968) plantea carencia de vitaminas B2 y B6.
Santana (1985) plantea anemia megaloblástica y déficit de vitaminas B2 y B6.
Dechaume (1985) plantea diabéticos, etílicos cirróticos, asiáticos, inmunodepresión.
Reichart (2000) plantea diabetes, estados inmunodeprimidos, SIDA y disminución de la dimensión vertical.

Factores generales:

Trastornos nutricionales
Alteraciones endocrinas (diabetes)
Anemias
Carencias vitamínicas
Defectos de inmunidad
Tratamientos citotóxicos o inmunosupresores
Etílico cirróticos
Infancia, vejez

Factores locales:

Disminución de la dimensión vertical oclusiva en pacientes dentados y en desdentados totales o parciales rehabilitados o no.
Irritantes (sustancias químicas)
Hipersensibilidad
Hábitos o traumatismos provocados por él mordisqueo de las comisuras provocando irritación crónica.

Cuadro Clínico

Describiremos los tipos de Queilitis

1. Queilitis mucosa:

Aguda: aparece en la semimucosa labial (zona de klein) se presenta como enrojecimiento, vesículas, edemas y costras.

Crónica: eritema, escamas, o fisuras dolorosas.

2. Queilitis microbianas:

Queilitis impetiginosa: es frecuente en niños convalecientes de una enfermedad infecciosa o relacionada con un impétigo cutáneo(de cara), donde el contagio se produce por propagación directa de la piel a la mucosa. Esta Queilitis es más acentuada en el labio inferior.

Queilitis estreptocócica aguda: se inicia con estado febril, hay enrojecimiento, edema y después costras y adenitis. El punto de partida puede ser una infección dentaria (gingivitis o periodontitis).

Queilitis estreptocósica crónica: Las manifestaciones son escamas gruesas, se presentan bilateralmente como erosión epidérmica en abanico de color rosa oscuro, húmeda y sembrada de pequeñas costrillas, a veces ayudada por factores sobreañadidos como carencia por hambre o vitamínicos favorecen la combinación con una Candidiasis y tic de los labios (mordisqueo de los labios o incluso succión del pulgar o de sábanas del niño).

3. Queilitis de contacto:

Queilitis del lápiz de labios: aparece bruscamente después de una o más aplicaciones de un agente, se inicia una reacción inflamatoria en el labio por mecanismos de hipersensibilidad. La exposición adicional al agente sensibilizante en concentraciones suficientes conduce dentro de un plazo de 24 a 48horas una reacción clínica o eritematosa . Se inicia con sensación de sequedad o quemazón en los labios con eritema. Esta Queilitis puede infectarse secundariamente con estreptococo siendo el edema más intenso formándose fisuras en los labios y en la comisura, acompañados de adenopatías submaxilares o submentonianas. Su etiología se le adjudica a colorantes (eosina, eritrosina), perfumes, excipientes (cuerpos grasos, cera blanca, manteca de cacao).

Queilitis por pasta dentrífica: presenta las mismas características que la Queilitis anterior y se le atribuye a sustancias como hexilresorainol, solución de formaldehído, timol, etc., también puede aparecer con enjuagues o coluturios.

Queilitis alimentaria: se presenta después de la ingestión de ciertos alimentos o bebidas (alcoholes, especias, berros, higos frescos, etc.). También estas sustancias pueden estar contenidas en los alimentos como preservadores.

Fuente: odontologia-online.com

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada