Latest News

Dropdown Menu

martes, 12 de febrero de 2013

Mejorar la salud bucal con una detección más rápida y fácil de bacterias de la periodontitis

Encías que sangran al cepillarse los dientes o al morder una manzana es algo que le ocurre a bastante gente. Y en algunos casos puede denotar una periodontitis (piorrea), una enfermedad inflamatoria de los tejidos que rodean y sostienen los dientes. Si no se hace nada para remediarlo, el resultado final es el desprendimiento de piezas dentales. Mucha gente en el mundo sufre periodontitis. Sólo en Alemania la cifra es de 12 millones de personas.



Además, la periodontitis también actúa como base desde la cual se puede propagar la enfermedad al resto del cuerpo: Si las bacterias de la periodontitis, que pueden ser muy agresivas, entran en el torrente sanguíneo, pueden causar daños en muchos otros lugares.

Los médicos sospechan que existe una conexión entre patógenos de la periodontitis y el tipo de daños cardiovasculares que pueden conducir a un ataque al corazón o a un derrame cerebral. Para poder detener la fuente de la inflamación, los dentistas eliminan depósitos y cálculos dentales de la superficie de los dientes, pero a menudo esto no es suficiente; las bacterias más agresivas sólo se pueden derrotar con antibióticos.

Se estima que hay unas 700 especies de bacterias presentes en la cavidad bucal. De ellas, sólo se sabe de 11 que causen periodontitis. De estas 11, algunas son consideradas como seriamente patógenas. Si hay biomarcadores de éstas presentes en el surco gingival (el pequeño espacio alrededor de la base del diente) entonces el paciente tiene un alto riesgo de padecer una forma severa de periodontitis. Pero la única manera de confirmar la presencia de esas bacterias es realizando un análisis especial. El problema es que los métodos actuales para identificar patógenos requieren mucho tiempo y tienen que ser realizados en un laboratorio especial. El análisis convencional mediante cultivo microbiano tiene el riesgo de que las bacterias mueran al entrar en contacto con el oxígeno, y no se logre identificarlas debidamente.

Una nueva plataforma de diagnóstico permite detectar a los patógenos de la periodontitis mediante análisis que requieren menos de 30 minutos. Eso capacita a los dentistas para actuar con rapidez e iniciar el tratamiento adecuado.

La nueva plataforma de diagnóstico móvil está diseñada para acelerar de modo considerable la identificación de los 11 agentes patógenos más relevantes de la periodontitis. Los científicos en el Instituto Fraunhofer para la Terapia Celular y la Inmunología en Leipzig, Alemania, que trabajaron en este estudio, han colaborado con dos empresas, BECIT GmbH y ERT-Optik, para desarrollar un módulo del tipo conocido como "laboratorio en un chip" y que han denominado ParoChip. En el futuro, esto permitirá a dentistas y laboratorios médicos preparar muestras con rapidez y luego analizar las bacterias. Todos los pasos en el proceso, incluyendo la duplicación de secuencias de ADN y su detección, se realizan directamente en esta plataforma.

El análisis se efectúa de una manera completamente automatizada y sin contacto directo, ofreciendo abundante información sobre los tipos de bacterias detectados. Esto permitirá a los médicos escoger con mayor precisión el tratamiento antibiótico más apropiado.

Fuente: noticiasdelaciencia.com

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada