Latest News

Dropdown Menu

jueves, 7 de febrero de 2013

La menopausia también afecta a la salud dental

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en el 2030 el número de mujeres con más de 50 años superará la marca de mil millones. Esa etapa de la vida femenina es bastante delicada, pues además de lidiar con los cuestionamientos psicológicos oriundos del envejecimiento, la mujer también debe enfrentar la menopausia, que provoca distintas modificaciones en el aspecto físico.



La disminución de la actividad de los ovarios y de la producción hormonal - características propias de la menopausia - produce cambios en el organismo. El síntoma más común de ese periodo son las asfixias, cuya frecuencia alcanza a hasta un 85% de las menopáusicas. También se puede experimentar el aparecimiento de la osteoporosis (pérdida de masa ósea), crisis hipertensas y alteraciones urológicas y psicológicas.

Pero no apenas el aspecto físico cambia con esa etapa. La boca también requiere cuidados especiales.

El descenso de la producción de hormonas durante la menopausia conlleva una serie de complicaciones en las encías, en la mucosa bucal y en el hueso que sostiene los dientes. Si el cuidado con la higiene bucal no es intensificado, estos cambios pueden causar muchos problemas, como la pérdida del color de los dientes, sequedad en la boca, entre otros.

Acá te explicamos cuáles son las patologías bucodentales más frecuentes que padecen las mujeres durante esta etapa:

Síndrome de la boca ardiente: Este trastorno se caracteriza por una sensación dolorosa, de quemazón o de picor, localizada por lo general en la punta y partes laterales de la lengua, labios y paladar. Es más común entre las mujeres posmenopáusicas, es decir, durante los años posteriores a la fecha en la que cesan por completo las menstruaciones.

Xerostomía (boca seca): Es generado por la disminución del flujo salival, provocando alteraciones en la mucosa bucal. Los síntomas causan un déficit importante de la calidad de vida de quienes la padecen. Las disminuciones del flujo salival dificultan acciones tan simples como hablar y/o deglutir. La xerostomía no tratada podría reducir el sentido del gusto, dificultar la masticación, hasta reducir el placer de comer y charlar.

Gingivitis descamativa: Debido a la falta de producción de hormonas sexuales que ocurre durante la menopausia, muchas mujeres pueden presentar gingivitis descamativa. Se caracteriza por un tejido gingival de un color rojo intenso, doloroso y fácilmente hemorrágico. La gingivitis puede ocasionar un problema mayor de periodontitis si no es atendida inmediatamente.

Fuente: Terra

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada