Latest News

Dropdown Menu

jueves, 10 de enero de 2013

"Ciberdiente" reemplazaría píldoras e inyecciones en pacientes

Una especie de "ciberdiente", que administra medicación a pacientes crónicos, podría reemplazar a las píldoras y las inyecciones en aquellas personas que tienen problemas para recordar la ingesta de sus medicamentos, informaron investigadores. La Unión Europea (UE) está financiando el proyecto Intellidrug para desarrollar un dispositivo cibernético que se adjunta a un diente y administra una dosis de medicación programada por el médico del paciente.



"El dispositivo será crucial, sobre todo para los pacientes que presentan incapacidades para recordar (que deben tomar su fármaco), como los pacientes con (enfermedad de) Alzheimer", dijo Ben Z. Beiski, uno de los científicos que participa del desarrollo, en el Centro Médico Assuta, en Tel Aviv.

"En lugar de tener una enfermera corriendo hacia ellos y recordándoles que tomen la píldora, tenemos un dispositivo que lo hará automáticamente", señaló Beiski.

El experto dijo que el método también sería ideal para las personas que toman medicamentos para tratar los ataques de asma, especialmente los pacientes que los sufren durante la noche.

"El software (está) programado para administrar el fármaco en cualquier momento que se desee", explicó Beiski.

Un médico también podría programar con un control remoto cierta información, como por ejemplo cuándo debería aplicarse la medicación, la edad, el peso y la historia clínica del paciente.

El dispositivo puede ajustarse en la boca de los pacientes, como una corona o un implante dental.

Cuando llega el momento de administrar la medicina, un panel del dispositivo se abre y aplica la dosis programada en la parte posterior de la boca del paciente, donde se mezclaría con la saliva e ingresaría en el torrente sanguíneo.

ALGUNOS FARMACOS SERIAN INCOMPATIBLES

No obstante, el método tienen varias desventajas. Cualquier objeto extraño colocado dentro del cuerpo podría provocar una infección, además de que ciertos medicamentos son incompatibles con el dispositivo.

El aparato se suma a otros métodos clínicos de "emisión lenta", como algunas cápsulas e inyecciones, que aplican químicos lentamente para minimizar los efectos colaterales.

"Un sistema de emisión lenta es algo bueno", dijo el profesor de la Universidad Hebrea Yoram Altschuler, un experto en Farmacología y Sistemas de Administración Oral de Fármacos.

"No obstante, algunas medicinas no pueden ser empaquetadas o formuladas químicamente para la emisión lenta", agregó.

El dispositivo puede contener hasta varias semanas de dosis de la mayoría de los medicamentos y administrar más de un tipo de fármaco, agregó Beiski.

Además, el "ciberdiente" transmite a un receptor remoto la información sobre cuándo está por vaciarse y necesita ser reemplazado.

Beiski dijo que él y su colega Andy Wolff, un dentista y experto en medicina oral, están planeando realizar en tres meses ensayos clínicos en animales, junto con científicos europeos. Ambos esperan comercializar el dispositivo dentro de tres años.

Las pruebas realizadas meses atrás en cerdos fueron exitosas.

Beiski manifestó que los investigadores también tomaron en cuenta la posibilidad de que el paciente pueda tragarse accidentalmente el "ciberdiente".

"Decidimos colocar el fármaco en una suerte de matriz protectora, por lo que si (el dispositivo) es tragado, el medicamento se emitirá en una tasa lenta (y) no será peligroso para el paciente", explicó el investigador.

Assuta es un hospital privado que también realiza investigaciones con socios extranjeros.

Quienes desarrollaron el nuevo dispositivo aún no llegaron a la etapa de decidir cómo comercializarán el producto y están esperando los ensayos en seres humanos.

Fuente: dentalw.com

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada