Latest News

Dropdown Menu

viernes, 18 de enero de 2013

Patología dentaria en niños

Amelogénesis imperfecta (AI)

La AI es una alteración hereditaria del esmalte dentario, de la cantidad y/o calidad y que debe distinguirse de la hipoplasia del esmalte, aunque muchas veces el aspecto clínico es muy similar. En las formas leves de AI existe leve descoloración de los dientes o leves cambios morfológicos, y en las formas más severas existe pérdida casi completa del esmalte. 



La AI se considera que existe en tres variedades, hipocalcificada, hipoplásica e hipomaduración y puede tener distintos patrones de herencia (autosómico dominante, autosómico recesivo, y ligado al X, recesivo o dominante). Para establecer el diagnóstico de un tipo es importante analizar al niño considerando que el esmalte de todas las piezas dentarias está alterado, generalmente comprometiendo por igual la dentición temporal y permanente. En la unidad de malformaciones dentarias se señalan los distintos tipos de AI, y como se pueden distinguir entre ellas.

Hipoplasia del esmalte (HE)

Cualquier agente externo que interfiere con el desarrrollo normal de los ameloblastos o afecta la calcificación del esmalte, ya sea en dentición temporal o permanente se considera en la actualidad como HE, por otra parte en la AI el agente causal es un defecto genético y a diferencia de ella en la HE está afectado un diente o un grupo de piezas dentarias que se desarrollan en la misma época, siendo alterado a veces el proceso de iniciación, formación de esmalte, calcificación o incluso en casos severos, varios de ellos, pero siempre con compromiso de un grupo de dientes. 

Las causas son muy variadas, infecciones, déficits nutricionales, agentes químicos, traumáticos, compromiso de gérmenes de dientes definitivos por la extensión de procesos pulpares hacia la zona del folículo, y en este caso se conoce como diente de Turner, u otros factores. En el caso de exceso de flúor, fluorosis, y ya hemos tratado este tema en malformaciones dentarias. Los dientes afectados presentan un aspecto de dientes con falta de esmalte, y/o alteración del color (generalmente más cafesoso, o blanquecino como tiza), pero quizás lo más importante para el diagnóstico es la historia, de alguna enfermedad previa, que coincide con la época de formación y/o calcificación de las piezas dentarias. 

Caries del biberón

Esta es una caries propia de niños generalmente en dentición temporal de difícil manejo en parte porque no es una y además el gran compromiso de la superficie dentaria en cada diente afectado. La causa es el uso excesivo del chupete y/o "mamadera", que además de ocasionar muchas veces mordida abierta ocasiona este problema dentario más común en los dientes temporales incisivos superiores, iniciándose por vestibular. 

Probablemente más importante es la mamadera que el uso sólo de chupete para la génesis de este tipo de caries, ya que el niño se le hace dormir con la mamadera y los líquidos azucarados de esta al quedar en largos períodos de tiempo en contacto con la superficie del esmalte ocasiona una descalcificación y la caries de estas superficies lisas. Los incisivos inferiores generalmente no son comprometidos ya que quedan protegidos por la lengua. 

Cuando se suprime el biberón y el niño comienza a tomar su leche en vaso, además de administrar medidas higiénicas adecuadas, las caries se detienen y rápidamente pasan de un color blanquecino a cafesoso por la formación de dentina reparativa. Una forma importantede prevenir este tipo de caries, es que se informe adecuadamente de la existencia de ellas en jardines, o guarderías infantiles a parvulariasy pediatras ya que ellos controlan más tempranamente a los niños que el odontopediatra y muchas veces desconocen la existencia de este problema dentario y ellos pueden ayudar a educar a los padres (o mejor dicho a la madre).

Fuente: patoral.umayor.cl 
Foto: jisponline.com

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada