Latest News

Dropdown Menu

lunes, 7 de enero de 2013

Dientes estabilizados con implantes endodónticos intraóseos como pilares de prótesis

La odontología y estomatología son sin duda una noble profesión, no enfrenta a la muerte, salvo en raras ocasiones, pero ayuda a vivir, calma sufrimientos físicos y psíquicos. No es espectacular, pero permite sonreír, un rostro sin dientes no puede expresar alegría.



Son muchos y conocidos los factores patológicos que obligan a la extracción dentaria, pero frecuentemente es posible prolongar la permanencia del diente mediante la aplicación de un implante endodóntico intraóseo, que se introduce en pleno tejido óseo esponjoso. Se trata de una técnica operatoria que contribuye a aumentar la estabilidad del diente y permite mayor resistencia funcional.

Este implante significa un aumento artificial de la raíz, y la pieza tratada podrá soportar mejor el dinamismo propio de su función, incluso estos dientes pueden utilizarse como pilares de prótesis parciales fijas y removibles.

Han sido muchos los materiales que se han utilizado a través de la historia de la implantología y muchos autores llegaron a la conclusión que los metales de distinto potencial eléctrico, colados en el hueso humano, provocan una verdadera batería, y que la cantidad de corriente producida es directamente proporcional a la diferencia de potencial de los metales. La aleación de cromo-cobalto-molibdeno es la mejor tolerada por el organismo humano, cuya ausencia de toxicidad ha sido totalmente demostrada.


« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada