Latest News

Dropdown Menu

miércoles, 30 de enero de 2013

Conducta odontológica en el paciente con nefropatía

La insuficiencia renal aguda o crónica, produce de forma progresiva una disminución de la capacidad que tienen los riñones para el filtrado. Otras alteraciones son las que se conocen como síndrome nefrótico, u otras producidas por trastornos hereditarios como la enfermedad renal poliquística o las nefritis.



Las causas más frecuentes de la Insuficiencia renal son infecciones fuertes del riñón, diabetes o hipertensión arterial, entre otras, y puede provocar que se afecten otros órganos del cuerpo humano. Las personas con la insuficiencia crónica en muchos casos deben someterse a un trasplante o bien a una diálisis (donde se les conecta a un aparato que se encarga de hacer la filtración que el riñón no puede realizar).

A nivel oral la insuficiencia renal puede producir que los dientes salgan con retraso o con el esmalte alterado, de color oscuro. Además es frecuente que estos pacientes tengan mal aliento, hongos y aftas dentro de la boca debido a la falta de defensas y de saliva. Las personas con el riñón trasplantado, debido a la medicación, pueden tener la encía sobrecrecida.

Precauciones que se toman ante el paciente renal:

En la consulta dental es muy importante decir este tipo de afectación para tomar las precauciones oportunas.

Por ejemplo, a la hora de recetar un tratamiento, se debe tener en cuenta la disminución del filtrado de algunos medicamentos, lo que conlleva que al no eliminarse por la orina, se concentren en sangre. También hay fármacos que pueden acentuar la enfermedad del riñón porque son tóxicos para él.

Por otra parte pueden producirse infecciones, en los pacientes trasplantados o en aquellos que llevan un tratamiento de diálisis, a raíz de una manipulación dental. Por ello ante estas situaciones es conveniente hacer una evaluación del estado de salud oral y recetar un antibiótico ante cualquier foco de gérmenes.

En este tipo de pacientes es recomendable hacer un análisis para valorar la capacidad de coagulación de la sangre y consultar con su médico especialista o hematólogo. Sobretodo en aquellos que están recibiendo sustancias que impiden la formación de coágulos (heparina) a través de la diálisis.

Otras alteraciones que pueden existir y que deben tenerse en cuenta en la consulta dental son la diabetes, la hipertensión arterial, la retención de agua por la toma de su medicación o el exceso de colesterol. Esto añade que se deban tomar mayor número de precauciones a la hora de realizar el tratamiento.

Fuente: odontologia-online.com / PACIENTE DISCAPACITADO. NORMAS PARA SU ATENCIÓN EN ODONTOLOGÍA / Dr. Yoneysi Ríos González - Dra. Elba Francisca Silot Wilson

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada