Latest News

Dropdown Menu

jueves, 17 de enero de 2013

Complicaciones bucales de la radioterapia

Las complicaciones bucales de la radioterapia pueden aparecer de manera inmediata o aguda, durante el tratamiento de tratamiento o, de manera tardía con carácter crónico.

I. Complicaciones inmediatas:

1. Mucositis Es una inflamación del tejido oral que puede ser provocada por la quimioterapia o la radioterapia; suele aparecer como una o varias úlceras rojas y ardientes que pueden infectarse y agravarse. Aparece entre los 7 y 10 días después de comenzado el tratamiento y cuando no hay infección, hay curación espontánea por lo general, en 2 ó 4 semanas.



2. Infecciones
  • Micóticas: es frecuente encontrar infecciones por oportunistas por cándida con un aspecto clínico semejante al producido en los pacientes diabéticos. La mielo supresión, la disfunción salival y son factores que determinan y precipitan su aparición.
  • Virales: son frecuentes las infecciones por el herpes virus, el herpes zoster y el Epstein Barr, producen un cuadro clínico caracterizado por la formación de diferentes úlceras dolorosas, que pueden ser numerosas y que comprometen la alimentación de paciente. El riesgo de diseminación sistémica, de mortalidad y morbilidad aumenta con el grado de inmunosupresión y su duración.
  • Bacterianas: Pueden aparecer agravarse o reagudizarse infecciones bacterianas periapicales y periodontales produciendo cuadros severos que pueden tener su repercusión sistémica.
3. Disfunción de glándulas salivales:
  • Sialadenitis: se caracteriza por inflamación e infección de la glándula salival, al principio puede ser blanda y luego, si se hace crónica puede tener consistencia dura. Puede producir dolor y xerostomía.
  • La xerostomía: (boca seca) ocurre cuando las glándulas salivales producen muy poca saliva. Los síntomas de xerostomía incluyen sequedad, sensación de ardor o malestar (especialmente en la lengua), labios agrietados, grietas en las esquinas de la boca, cambios en la superficie de la lengua, dificultad al usar dentaduras postizas y dificultad al beber fluidos. La severidad de la xerostomía depende de la dosis de radiación y del número de glándulas irradiadas.
La xerostomía provoca los cambios siguientes en la boca:
  • La saliva no humedece y se pone espesa y viscosa.
  • El ácido de la boca no se puede neutralizar, y se pierden los minerales de los dientes.
  • Aumenta la patogenicidad de la flora bucal.
  • La placa dental se pone pesada y gruesa y las partículas permanecen en la boca y entre los dientes.
  • El ácido que se produce después de comer o beber alimentos dulces provoca más pérdida de minerales de los dientes y produce caries dentales.
4. Disfunción del sentido del gusto (disgeusia): La etiología probablemente se asocie con varios factores, incluso neurotoxicidad directa de las células gustativas, xerostomía, infección y condicionamiento psicológicos. En comparación, no obstante, una dosis total de radiación fraccionada de más de 3.000 Gy reduce la acuidad de la sensación de los sabores dulces, agrios, amargos y salados. Se ha postulado el daño de la micro vellosidad y a la superficie externa de las células gustativas como el mecanismo principal de la pérdida del sentido del gusto. En muchos casos, la acuidad del sabor se recupera dos o tres meses después del cese de la radiación. Sin embargo, muchos otros pacientes desarrollan hipogeusia permanente.

5. Dolor: Puede variar su intensidad y depende del daño tisular producido y de la neurotoxicidad.

Los efectos biológicos de las radiaciones se deben a la ionización de la materia viva, y las lesiones celulares dependen de los efectos tóxicos de los productos de trastornos proteínicos, de la inactivación de los sistemas enzimáticos, y de disminución del diámetro de los vasos. De la coagulación de los coloides enzimáticos y de la desnaturalización de nucleoproteínas. El daño tisular es latente por lo que los tejidos tendrán una susceptibilidad aumentada si se vuelven a irradiar, como su efecto es acumulativo los daños pueden ser irreversibles y por lo tanto pueden producirse complicaciones tardías o crónicas de la radioterapia.

II. Complicaciones crónicas de la radioterapia

1. Fibrosis y atrofia de la mucosa: se deben a los daños tisulares y predispone a la aparición de lesiones de la mucosa.

2. Caries dental: Se producen cuando el campo de irradiación es en cabeza y cuello, las caries que se producen son rampantes, muy destructivas y su ubicación de preferencia es la región cervical de los dientes, la dentina se torna de color negro parduzco y el avance de la lesión puede conllevar a la pérdida de los dientes a largo plazo.

3. Osteorradionecrosis: Caracterizada por la lisis ósea, más frecuente en la mandíbula, pueden observarse secuestros óseos y se desarrollan con más frecuencia si existen lesiones óseas previas.

4. Disgeusia: Puede tornarse permanente y los síntomas son los mismos ya descritos en el acápite anterior.

5. Ageusia: Si el daño producido e los tejidos es severo puede perderse definitivamente la sensación gustativa lo que conlleva a la anorexia de los pacientes.

6. Fibrosis muscular y cutánea: Puede limitar los movimientos mandibulares y en ocasiones producir trismo.

7. Alteraciones en el desarrollo óseo y dentario en los niños: Depende de la edad del paciente al momento de recibir las radiaciones. cuando un paciente recibe terapia radiante a la edad entre 8 a 10 meses, suele producirse alteraciones en los gérmenes dentarios como:
  • Enanismo de los dientes. 
  • Alteraciones en el desarrollo de las raíces, si al momento de la radiación ya se formó la corona del diente.
  • Calcificación prematura de algunos dientes, ocasionando la erupción precoz de las piezas afectadas.
  • En ocasiones se puede lesionar la germen dentario originando que no se forme el diente.
  • También puede producirse hipoplasia de los maxilares a partir de las dosis de 10 a 40 grey.
7. Infecciones: pueden hacerse crónicas en dependencia de la inmunodepresión.

8. Xerostomía: la disminución de la cantidad de saliva puede ser permanente sobre todo si se irradian las parótidas o una zona muy cercana a ellas, por lo que a predisposición a caries y enfermedades de las mucosas es muy elevada.

III. Complicaciones sicológicas de la radioterapia

La amenaza de la supervivencia, as supuestas mutilaciones, los cambos en los hábitos y en la auto imagen de la persona debido a los tratamientos del cáncer condicionan ciertas reacciones psicológicas ante esta enfermedad.

La mayoría de los pacientes con cáncer reaccionan ante la enfermedad con una sentimientos de rabia, tristeza, angustia, miedo, variaciones de humor que lo acompañan principalmente durante los primeros 100 días del diagnóstico donde el paciente necesita pasar por una fase de adaptación. Estos sentimientos pueden manifestarse con insomnio, fatiga, irritabilidad, euforia, anorexia, peleas con familiares, insistencia en continuar con actividades no saludables y en ocasiones hay descuido por la higiene personal, sobre todo a bucal.

Fuente: Manejo estomatológico del paciente con cáncer / Carmen Romero González - Yaquelín Legañoa Alonso - Carmen Alonso Montes de Oca - Enrique Rodríguez Martínez - Suri Árias Herrera 

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada