Latest News

Dropdown Menu

lunes, 3 de diciembre de 2012

Efectos del cigarrillo sobre la cavidad bucal

Mucho se ha hablado sobre las consecuencias negativas que el cigarro causa en nuestros pulmones, pero poco se informa sobre los graves daños que puede producir en nuestra cavidad bucal, en la cual colabora con la proliferación de bacterias que ocasionan distintas enfermedades. La nicotina es culpable de un gran número de éstas, puesto que es absorbida por los tejidos bucales, disminuyendo la irrigación sanguínea y aumentando la temperatura; favoreciendo así la aparición de gérmenes en la encía, que al cabo de un tiempo lograrán la destrucción del hueso que soporta los dientes.



La Dra. Xiomara Giménez, odontóloga especialista en periodoncia e implantes, Magister en tabaquismo y coordinadora del Centro de Cesación Tabáquica de la Facultad de Odontología de la Universidad Central de Venezuela, explicó que: “Los daños que ocasiona el consumo de tabaco sobre la dentadura aparecen en el tiempo; a corto plazo podemos considerar la alveolitis, infección que se presenta luego de una extracción odontológica debido a la dificultad de cicatrización que caracteriza a los pacientes fumadores. A largo plazo podemos encontrar la pérdida dental”.

Continuó diciendo que existen evidencias científicas que comprueban que fumar aumenta significativamente las posibilidades de padecer cáncer de lengua, garganta, labios y mejillas.

Por otra parte, el cigarrillo produce en el individuo que lo consume un aliento típico al que se le denomina aliento de fumador. Asimismo, colabora con el crecimiento de microorganismos productores de sulfuro de hidrógeno y de metil mercaptanos que son responsables del mal aliento.

La enfermedad periodontal también es más común en estas personas, y consiste en la destrucción de los tejidos de soporte de los dientes. Además, no solo impacta de manera negativa la dentadura propia, sino que también en el caso de las mujeres fumadoras, aumenta el riesgo de tener hijos con hendidura nasopalatina, mejor conocida como labio leporino.

En cuanto a los procedimientos que deben seguirse para mejorar la apariencia bucal, la especialista explicó que el primer paso es renunciar al cigarrillo, seguido de un tratamiento periodontal y para finalizar un blanqueamiento. Los resultados de este último dependerán del tiempo que la persona tenga fumando, cuánto ha consumido a lo largo de su vida y el nivel de daño que presente en el esmalte de sus dientes.

La Dra. Giménez recomendó que para dejar de fumar, es necesario acudir a terapias de apoyo que incluyan modificaciones de conducta, y tratamientos farmacológicos con experiencia científica demostrada en cuanto a su eficacia, entre los cuales se encuentra el medicamento específico de Pfizer. De igual forma, resaltó que es de suma importancia el apoyo del personal de salud que acompañe en el proceso de cesación, para así superar exitosamente el síndrome de abstinencia a la nicotina.

Para finalizar, la Dra. Giménez resaltó que los beneficios de dejar de fumar comienzan en el mismo momento en que hay un cese del hábito, y que estos no solo serán percibidos en su cavidad bucal sino en todo el organismo, traduciéndose en un incremento de la expectativa de vida. “Para aquellas personas que quieren detener el consumo de cigarrillos y no saben cómo lograrlo, quiero decirles que estamos aquí para ayudarlos”, puntualizó.

Fuente: enoriente.com

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada