Latest News

Dropdown Menu

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Relación entre la obesidad y la salud bucal

La obesidad y la salud bucal están muy relacionadas. Las personas tienden a sufrir menos enfermedades de las encías y a curarse más rápidamente de ellas cuando el cuerpo se libera de las células grasas. Una investigación realizada por la Universidad Case Western Reserve (Estados Unidos) encontró que bajar de peso mejora el tratamiento de las enfermedades de las encías, que pueden ir de una simple inflamación a una afección severa en los tejidos que sostienen a los dientes.



Por ese motivo, estas patologías pueden causar la pérdida de dientes e, incluso, dar paso a que peligrosas bacterias entren al torrente sanguíneo generando problemas como enfermedades cardíacas, diabetes y artritis.

LA GRASA Y LOS DIENTES

Nabil Bissada, el odontólogo a cargo de la investigación, trabajó con personas obesas que tenían una enfermedad de las encías. La mitad de ellos pasó por una cirugía bariátrica que les permitió liberarse de muchos de esos kilos de más. El resto de los voluntarios continuó sufriendo el mismo nivel de obesidad.

Todos los participantes recibieron un tratamiento completo para la enfermedad periodontal, que incluyó terapias aplicadas por odontólogos e indicaciones para que se higienicen bien la boca en sus casas. Al observar los resultados, Bissada notó que todos mejoraron la salud de sus encías pero los hombres y mujeres que habían perdido muchos kilos lograron una recuperación mucho más importante, ya que por ejemplo presentaban menos placas y un menor sangrado.

Una observación que surgió de la investigación fue que los participantes que bajaron de peso también lograron disminuir el nivel de glucosa en sangre.

En base a estas observaciones, Bissada barajó dos hipótesis para explicar por qué el descenso en el peso facilitó la recuperación de la enfermedad periodontal. Por un lado, cree que la menor cantidad de células adiposas hace que se produzcan niveles menores de citoquinas, un factor que mejora la acción de la insulina en el cuerpo. Como resultado, baja el nivel de glucosa en sangre y esto hace que sea más fácil recuperar la salud bucal.

La segunda explicación es que la cirugía bariátrica disminuyó la producción de leptina, una hormona que regula el hambre. Una menor cantidad de leptina se asocia a menos compuestos relacionados a la inflamación, un factor que también podría aliviar la enfermedad periodontal.

Fuente: panoramadiario.com

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada