Latest News

Dropdown Menu

lunes, 26 de noviembre de 2012

La Gammagrafía ósea permite hacer un seguimiento del proceso de integración ósea en implantes dentales

Un estudio realizado por investigadores del grupo de Patología y Terapéutica Oral y Maxilofacial del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y la Universidad de Barcelona (UB) concluye que la gammagrafía ósea puede ser una técnica adecuada para monitorizar el proceso de integración ósea en implantes dentales. El trabajo se ha publicado en el número de junio de la revista International Journal of Oral and Maxillofacial Implants.



La osteointegración es un proceso que consiste en conectar la superficie de un implante dental, habitualmente de titanio, con el hueso de la mandíbula. Esta técnica permite a los pacientes que han perdido piezas dentales poder recuperar plenamente la capacidad de masticar, además de tener una función estética. El éxito de la osteointegración depende de cómo se realiza la cirugía, del diseño y la superficie del implante y del proceso de integración biológica que se produce tras la intervención. Este proceso dura varios meses y es importante que el cirujano pueda conocer cómo evoluciona el proceso de integración del implante con el hueso.

El estudio realizado por investigadores del IDIBELL y la UB ha validado en conejos de laboratorio la utilidad de la gammagrafía como técnica adecuada para monitorizar la osteointegración. Para poder observar correctamente este proceso, han utilizado un trazador radiactivo llamado tecnecio 99-metileno difosfonato (99mTc MDP) que, a través de vía intravenosa, penetra el hueso. Utilizando esta técnica, los investigadores han comparado la actividad metabólica de dos tipos de implantes, uno con la superficie lisa (mecanizada) y el otro con la superficie rugosa.

Los resultados indican un índice medio de actividad gammagráfica máximo un mes después de su instalación, siendo superior para los implantes de superficie mecanizada. También indican una relación positiva entre el índice de actividad gammagráfica y el porcentaje de contacto entre el hueso y el implante sólo en los implantes de superficie mecanizada.

La primera firmante del artículo, Mª Ángeles Sánchez-Garcés, destaca que "los resultados del estudio permiten afirmar que la gammagrafía ósea es capaz de discriminar entre la actividad metabólica que se produce en diferentes superficies de implantes óseos". La investigadora advierte, sin embargo, que serán necesarios más estudios para poder aplicar los resultados de esta investigación a la práctica clínica.

Fuente: noticiasmedicas.es
Foto: bocacion.net

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada