Latest News

Dropdown Menu

lunes, 19 de noviembre de 2012

Demasiado ácido para los dientes, adiós a las bebidas energéticas

El consumo excesivo de bebidas energéticas, según un estudio que se publica en General Dentistry, parece estar relacionado con un deterioro irreversible en los dientes. Los autores de este trabajo señalan que en los últimos años se ha producido un alarmante incremento en el consumo de bebidas energéticas, especialmente entre los adolescentes, que está causando daños irreversibles en los dientes, debido a los niveles elevados de acidez en las bebidas que erosionan el esmalte dental, la capa brillante externa del diente.



«Los jóvenes que consumen estas bebidas asumen que van a mejorar su rendimiento deportivo y que estas bebidas son "mejores" para ellos que las bebidas gaseosas -señala Poonam Jain, autora principal del estudio-. Sin embargo, la mayoría de estas personas se sorprenden al saber que estas bebidas, básicamente, lo que hace es bañar los dientes con ácido».

Demasiado ácido

Los investigadores examinaron los niveles de acidez en 13 bebidas isotónicas y de 9 bebidas energéticas. Encontraron que los niveles de acidez variaban entre marcas de bebidas y sabores de la misma marca. Para probar el efecto de los niveles de acidez, los investigadores sumergieron muestras de esmalte dental humana en cada una de las bebidas durante 15 minutos y a continuación, en saliva artificial durante dos horas. Este ciclo se repitió cuatro veces al día durante cinco días.

«Esta prueba simula la misma exposición a la que están sometidos los dientes de una gran proporción de adolescentes y adultos de forma regular cuando beben una de estas bebidas cada pocas horas», afirma Jain.

Daños irreversibles

Los resultados mostraron que los daños en el esmalte eran evidentes a los cinco días de exposición a este tipo de bebidas. Los daños causados al esmalte de los dientes son irreversibles y, sin la protección del esmalte, los dientes se vuelven muy sensibles y más propensos a las caries.

Los expertos recomiendan reducir al mínimo el consumo de estas bebidas. También aconsejan mascar chicle sin azúcar o enjuagarse la boca con de agua después de haber bebido este tipo de bebidas. «Ambas tácticas aumentan el flujo de saliva, que ayuda de forma natural a devolver los niveles de acidez en la boca a la normalidad». Además, los pacientes deben esperar por lo menos una hora antes de cepillarse los dientes después de consumir y bebidas energéticas. De lo contrario, el ácido se extiende en las superficies de los dientes, lo que aumenta la acción erosiva.

Fuente: abc.es

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada