Latest News

Dropdown Menu

viernes, 2 de noviembre de 2012

Analizan las causas del “miedo al dentista”

En muchas ocasiones, el miedo a la consulta odontológica se vuelve un obstáculo que interfiere en la salud dental de los pacientes. Para poder entender este fenómeno, los investigadores de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) realizaron una encuesta que les permitió identificar sus causas.



El objetivo del trabajo fue crear una escala de exploración del miedo a la consulta dental y, paralelamente, conocer qué tipo de propuestas podrían hacer los pacientes como estrategias deseables para disminuir el miedo.

Los investigadores elaboraron una Escala en la cual se categoriza el nivel de temor en mucho miedo, bastante miedo, poco miedo y nada de miedo. Las 30 preguntas de la encuesta permitieron abordar temas tales como la actitud del odontólogo, procedimientos, intervenciones y el comportamiento de los pacientes.

La encuesta fue realizada a 105 pacientes de 18 a 60 años que se atienden en la Facultad de Odontología de esa Casa de Altos Estudios. “Los resultados fueron que el 79 por ciento de los pacientes afirmó que su miedo estaba en relación a ser contagiado de enfermedades, al temor a que el odontólogo no se cambiara los guantes y a cuestiones de higiene”, contó a la Agencia CTyS la psicóloga y responsable del proyecto, Sonia Martí, magíster en Psicoanálisis y titular de la cátedra de Psicología Odontológica.

Para Martí, muchos aspectos psicológicos suelen influir al momento de la consulta odontológica. “Pueden ser experiencias personales previas, del entorno o factores que se relacionan con el significado que tiene la boca, desde el punto de vista psicológico y emocional”, explica.

En ocasiones, los odontólogos se ven muy afectados por la situación emocional de sus pacientes. “Cuando la persona tiene miedo, impacta en el profesional de muchas formas: el miedo a no saber llevar al paciente, a hacerle daño y a creer que es él quien se lo provoca. Por eso, el odontólogo estimula el deseo de que rápidamente desaparezca el miedo”, detalla la psicóloga.

Los investigadores quisieron profundizar todos estos aspectos y preguntaron a los pacientes, a través de la encuesta, de qué forma les gustaría ser tratados en el consultorio. “El 95 por ciento de los encuestados sugirió que se les informe qué van a sentir y qué les van a hacer. También manifestaron que les gustaría ser tratados suavemente”, precisa la investigadora.

La escala puso en evidencia que los factores que intervienen en la aparición de mucho miedo en los pacientes se encuentran vinculados a los procedimientos utilizados por el odontólogo en relación a la higiene, en primer lugar, y en segundo lugar al temor a la mala praxis. En los primeros, los pacientes temen que el odontólogo pueda trasmitirle una infección, ser revisado sin guantes o que no se los cambie, y a las consecuencias de la mala higiene. En segundo lugar, a que les toque el nervio y en menor medida que perfore excesivamente, que se quiebre una pieza dentaria o se equivoque en el diagnóstico.

Para los investigadores, esta información resultó sumamente relevante porque permitió considerar que la enseñanza de los procedimientos de higiene y la aplicación de las medidas de bioseguridad son factores importantes a tener en cuenta para disminuir la ansiedad y el miedo del paciente.

Fuente: Agencia CTyS

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada