Latest News

Dropdown Menu

lunes, 1 de octubre de 2012

Radiografías dentales se relacionan a meningiomas

¿Qué debe hacer la próxima vez cuando el dentista le diga que debe tomarse una radiografía dental completa? Un nuevo estudio demuestra que debe limitar la cantidad de exposición a la radiación en el transcurso de la vida, particularmente en los niños.



La Dra. Elizabeth Claus, de la Universidad Yale, reportó en la revista médica “Cáncer” de la Sociedad Americana de Cáncer que existe una relación entre las radiografías dentales y el riesgo de desarrollar tumores de cerebro llamados meningiomas.

Estos tumores crecen de las meninges, capas de tejido que cubren al cerebro. Por suerte la mayoría de los meningiomas son benignos. Muchos son de crecimiento lento, pero pueden amenazar la vida de la persona si se hacen muy grandes como una pelota de béisbol comprimiendo el tejido del cerebro.

Los meningiomas comprenden un 34 por ciento de todos los tumores. Pueden ocurrir a cualquier edad y son dos veces más comunes en las mujeres.

Se creía en el pasado que la causa principal de los meningiomas era la ionización de las radiaciones debido a las bombas atómicas o radiaciones recibidas durante el tratamiento del cáncer. Ahora la Dra. Claus dice que el riesgo principal son las radiografías dentales.

La Dra. Claus y sus colegas estudiaron a 1.433 estadounidenses que habían sido diagnosticados con meningiomas y otros 1.350 que no tenían este tumor, pero que eran de la misma edad, sexo y de área geográfica. Los investigadores analizaron la historia dental y médica de los dos grupos.

Se les preguntaron a los participantes si el dentista había ordenado radiografías cada año, de vez en cuando o nunca. También se les preguntó si habían usado ortodoncia que incluía radiografías.

La Dra. Claus concluyó que en aquellos que informaron haber tenido radiografías de la boca completa antes de los 10 años, tuvieron 4,9 veces más probabilidades de desarrollar un meningioma. A su vez aquellos que tenían radiografías dentales, de toda la boca, después de los 10 años de edad, tenían un riesgo tres veces mayor. Esto debería destellar como una luz roja para los padres.

Fuente: lagranepoca.com

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada