Latest News

Dropdown Menu

viernes, 5 de octubre de 2012

Gránulos de Fordyce. Etiología y tratamiento

Los Gránulos de Fordyce (GF), no son considerados un padecimiento de la cavidad bucal o de otras regiones, simplemente se manifiestan como una anomalía del desarrollo, donde se presentan en forma única o múltiples, glándulas sebáceas ectópicas o coristomas sebáceos (tejido normal en localización anormal), que carecen de folículo piloso y se distribuyen dispersamente sobre mucosas de diferentes sitios; en el caso en estudio, se encontraban sobre la mucosa bucal. Aparecen en forma bilateral y simétrica. La mucosa que los cubre y rodea es de característica normal. Los GF son lesiones de carácter benigno, porque no poseen significado patológico. Sin embargo, muy rara vez puede desarrollarse un adenoma glandular sebáceo benigno de estas estructuras intrabucales. Existen diversas formas de denominar estas lesiones, empleando sinonimias como: Manchas, Puntos , Gránulos ó Granilos de Fordyce, Seboglandulia buccalis y Enfermedad de Fordyce.



ETIOLOGÍA
Los GF son glándulas sebáceas ectópicas que se presentan diseminadas en la mucosa de la boca y en las mucosas de otras partes del cuerpo humano.

Analizando el área que nos compete, se puede explicar el origen de estas lesiones, cuando se sugiere que aparecen como consecuencia de la presencia del ectodermo en la cavidad bucal, teniendo algunas de las potencialidades de la piel en el curso del desarrollo de los procesos maxilares y mandibulares durante la vida embrionaria. Igualmente, Regezi apoya la teoría de que estos gránulos se originan en las etapas del desarrollo.

Los GF, aparecen después de la pubertad debido al aumento vertiginoso de andrógenos y progesterona (desarrollo endocrino), que hace que estas lesiones aumenten en número, evidenciándolas con mayor facilidad. Por esta relación existente entre la etiología de estos gránulos y el desarrollo endocrino, es que podemos entender su involución en la menopausia femenina.

EPIDEMIOLOGÍA
  • El 70 a 80 % de la población adulta y los adolescentes los presentan
  • Predominan en el sexo masculino
  • Son considerados cambios propios del envejecimiento a nivel de la mucosa bucal, junto a otras lesiones como: las várices sublinguales y el aumento de la pigmentación melánica racial
  • El ser humano es el único reservorio
  • No tiene predilección por raza
ASPECTOS CLÍNICOS

Los GF suelen ser bien delimitados, se presentan como múltiples lesiones papulares de color amarillo o blanco-amarillento; su diámetro es del tamaño de la cabeza de un alfiler, aproximadamente 1 a 2 mm. Su ubicación más frecuente es a nivel de la mucosa de los carrillos, el bermellón de los labios y la región retromolar lateral al pilar facial anterior; y con menos frecuencia, pueden aparecer en la lengua, encías, frenillos y paladar. No obstante, también se sabe, pueden aflorar en otras partes de la economía corporal, como: el esófago, la laringe, los genitales femeninos, y masculinos, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Son asintomáticos y de carácter benigno. Se observan mejor estirando la mucosa que los cubre.

DIAGNÓSTICO

La identificación de Los GF se descubre en la mayoría de los casos "casualmente" como un hallazgo clínico por parte del odontólogo al momento de la exploración de la cavidad bucal del paciente o por parte del mismo paciente, que acude a consulta temiendo que sea un cáncer u otra enfermedad.

DIAGNÓSTICOS DIFERENCIALES
  • Manchas de Koplick
  • Pequeños Lipomas de localizaciones múltiples (Lipoblastomatosis)
  • Pequeñas colonias del hongo: Candida albicans.
PRONÓSTICO

"Bueno", por tratarse de una lesión no patológica de la cavidad bucal que perdura invariable en el tiempo y no acarrea consecuencias negativas y/o malignas para la persona que los presenta; además tampoco manifiesta síntomas, lo cual contribuye a que dichos gránulos permanezcan casi imperceptibles.

TRATAMIENTO

Los GF, no tienen un tratamiento indicado como tal. Usualmente la apariencia clínica de estos gránulos es característica, lo que contribuye a determinar un diagnóstico rápido de las lesiones; por ende no resulta necesario realizar una biopsia. No obstante, las lesiones aisladas que por otras razones deban ser eliminadas, se tratarán a través de la congelación con bióxido de carbono, la fulguración o el cauterio.

Fuente: actaodontologica.com / Dra. Leira Lárez - Foto: rutaodontologica.blogspot.com

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada