Latest News

Dropdown Menu

viernes, 19 de octubre de 2012

El Flúor y su acción sobre la microbiota de la cavidad bucal

Cuando se investiga un agente antimicrobiano para tratar una infección, uno de los objetivos más importantes que se busca es la selectividad (no afectar al hospedador).

Los fluoruros actúan sobre la célula bacteriana y alteran su crecimiento al inhibir el metabolismo energético celular. Esta acción está influida por el pH del medio: la eficacia será mayor cuanto más bajo sea el pH o cuanto mayor sea la concentración del ión F-.



Con un pH de 7 en el medio, el fluoruro de hidrógeno está altamente ionizado (F-H+, lo que dificulta si acción antibacteriana: se necesitan 12,000 ppm de Flúor para penetrar en las membranas de microorganismos, tales como S. mutans. En cambio, en soluciones con un pH de 5, el fluoruro de hidrógeno está sin ionizar (FH) y bastan 5 a 7 ppm para actuar contra S. mutans.

El fluoruro de hidrógeno cruza la membrana y se introduce en el citoplasma, el que posee un pH neutro (pH 7). Ahí la molécula se disocia en sus formas iónicas. El F interfiere sobre el ciclo de Krebs al combinarse con la enzima enolasa y, de este modo, comienza a alterarse el metabolismo intracelular de los hidratos de carbono. De esta manera, disminuye la producción de ácido láctico.

La síntesis de macromoléculas, como el glucógeno, se detiene al disminuir la disponibilidad del sustrato primario para la reacción, glucosa 6-fosfato.

Otro mecanismo de acción de los fluoruros es la inhibición de la 'ADHERENCIA BACTERIANA'. Esta propiedad varía con la concentración: entre 1 y 30 ppm inhibe la formación de PELÍCULA ADQUIRIDA al modificar las cargas electrostáticas de la superficie del esmalte y altera la adsorción de los aminoácidos de la saliva, mientras que entre 200 y 500 ppm se une al calcio de la saliva (QUELACIÓN) e impide que este actúe como puente en la colonización inicial de la película adquirida por parte de los microorganismos.

Para la aplicación tópica de fluoruros en la práctica clínica, se dispone de distintas presentaciones: colutorios, geles, barnices y combinados en dentífricos.

De acuerdo con variables, tales como la concentración, el pH, el tipo de fluoruro empleado y la frecuencia de su aplicación, los fluoruros pueden inhibir el desarrollo el desarrollo de los microorganismos cariogénicos a través de distintos mecanismos, a saber:
  1. Depresión enzimática y, como consecuencia, una reducción de la producción de ácido y de la síntesis de polisacáridos.
  2. Inhibición de la adsorción de aminoácidos en la película salival.
  3. Desadsorción de albúminas.
  4. Inhibición de la adherencia bacteriana por competencia de la captación de Ca++ con el ácido lipoteicoico de la pared celular de las bacterias grampositivas.


Microbiología Estomatológica por Negroni

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada