Latest News

Dropdown Menu

miércoles, 17 de octubre de 2012

Cáncer de la cavidad oral. Detección del cáncer

El cáncer del labio y la cavidad oral es una enfermedad en la cual se encuentran células cancerosas (malignas) en los tejidos del labio o de la boca. La cavidad oral incluye las dos terceras partes delanteras de la lengua, las encías superiores e inferiores, el recubrimiento interior de las mejillas y los labios (la mucosa bucal), el suelo de la boca debajo de la lengua, la parte superior ósea de la boca (el paladar duro) y el área pequeña situada detrás de las muelas del juicio (el trígono retromolar).



Los cánceres de la cabeza y el cuello se encuentran con mayor frecuencia en personas que tienen más de 45 años.

El cáncer del labio es más común en los hombres que en las mujeres y tiene mayor probabilidad de desarrollarse en personas de piel clara que han estado muy expuestas al sol. El cáncer de la cavidad oral es más común en personas que mastican tabaco o fuman pipa.

Usted deberá acudir a un médico si tiene alguna protuberancia en el labio, la boca o las encías, una llaga que no sana en la boca, o si sangra o siente dolor en la boca. Otro signo de cáncer de la boca o de las encías es el que las dentaduras postizas dejen de sentar bien. A menudo el cáncer de la cavidad oral y del labio los encuentran los dentistas al examinar los dientes.

Si usted tiene síntomas, el médico le examinará la boca empleando un espejo y luces. El médico puede indicar que le hagan radiografías de la boca. Si se encuentra algún tejido anormal, el médico tendrá que cortar un pedazo y observarlo con el microscopio para determinar la presencia de células cancerosas. Este procedimiento se conoce como biopsia. A usted se le dará una sustancia que le dormirá esa parte de la boca por un rato (un anestésico local) para que no sienta dolor. El médico también palpará la garganta en busca de protuberancias.

Sus posibilidades de recuperación (pronóstico) dependerán de si el cáncer se encuentra en los labios o en la boca, de si se encuentra solamente en los labios o la boca o se ha diseminado a otros tejidos (la etapa del cáncer), y de su estado general de salud.

EXPLICACIÓN DE LAS ETAPAS

Etapas del cáncer del labio y la cavidad oral

Una vez que se encuentre el cáncer del labio y la cavidad oral, se harán otras pruebas para determinar si las células cancerosas se han diseminado a otras partes del cuerpo. Este proceso se conoce como clasificación por etapas. El médico necesita conocer la etapa de la enfermedad para planificar el tratamiento adecuado. Para el cáncer del labio y la cavidad oral se emplean las siguientes etapas:

Etapa I

El cáncer no mide más de 2 centímetros (cerca de 1 pulgada) y no se ha diseminado a los ganglios linfáticos del área (los ganglios linfáticos son estructuras pequeñas en forma de frijol que se encuentran en todo el cuerpo y cuya función es producir y almacenar células que combaten las infecciones).

Etapa II

El cáncer mide más de 2 centímetros, pero menos de 4 (menos de 2 pulgadas) y no se ha diseminado a los ganglios linfáticos del área.

Etapa III

Se da una de estas situaciones:
  • El cáncer mide más de 4 centímetros.
  • El cáncer tiene cualquier tamaño pero se ha diseminado solamente a unganglio linfático situado en el mismo lado del cuello que el cáncer. El ganglio linfático que tiene cáncer no mide más de 3 centímetros (poco más de una pulgada).
Etapa IV

Se podría dar cualquiera de las siguientes situaciones:

El cáncer se ha diseminado a los tejidos situados alrededor del labio y de
la cavidad oral. Los ganglios linfáticos del área pueden o no tener cáncer.

El cáncer tiene cualquier tamaño y se ha diseminado a más de un ganglio
linfático en el mismo lado del cuello donde está el cáncer, a ganglios
linfáticos de uno o ambos lados del cuello, o a cualquier ganglio linfático
que mida más de 6 centímetros (más de 2 pulgadas).

El cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo.

DETECCIÓN DEL CÁNCER ORAL

Dorso de la lengua: Con la lengua del paciente en posición descansada, y la boca parcialmente abierta, inspeccione el dorso de la lengua de alguna inflamación, ulceración, recubrimiento, o variación del tamaño, color y textura. También tenga en cuenta cualquier cambio en el patrón de la papila que cubre la superficie de la lengua y examine la punta de la lengua. El paciente deberá protruir la lengua, y el examinador deberá tener en cuenta cualquier anormalidad en la movilidad o posicionamiento.

Margen lingual izquierdo: Con la ayuda de espejos, inspeccione los márgenes laterales derecho e izquierdo de la lengua.

Margen lingual derecho: Raspando la punta de la lengua con un pedazo de gasa ayudará a la protrusión completa y permitirá el examen de los aspectos posteriores de los bordes laterales de la lengua.

Lengua ventral: Examine la superficie ventral. Palpe la lengua para detectar crecimientos.

Piso: Con la lengua aún elevada, inspeccione el piso de la boca buscando cambios de color, textura, hinchazones u otras anormalidades en la superficie.

Fuente: monografías.com / Néstor Sanz

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada