Latest News

Dropdown Menu

viernes, 28 de septiembre de 2012

Tratamiento de la Candidiasis Oral en pacientes infectados por VIH.

La Candidiasis es la infección micótica más común en pacientes infestados por VIH. La presencia de esta enfermedad en personas que reportan comportamiento asociado a la trasmisión del VIH que parezcan esta sanas, podrían ser uno de los primeros signos de inmunosupresión debida a la infección por VIH. Se ha notado una prevalencia de Candidiasis del 30 al 90% en los pacientes infectados por SIDA.



Las manifestaciones de la Candidiasis bucal varían de acuerdo a su género; la más común es la infección pseudo membranosa (conocida también como algodoncillo) (figura 1y2). Esta lesión aparece en la mucosa como una placa color crema con aspecto de cuajada, se extirpa fácilmente pero a menudo queda una superficie sangrante. Esta situación esta asociada a una supresión inicial y progresiva del sistema inmune. En cambio la Candidiasis hiperplásica es blanca y dura y no se puede remover (figura 3).También existe la Candidiasis eritematosa que aparece en formas de manchas rojas, visibles fundamentalmente en el paladar duro, blando o en el dorso de la lengua.

La queilitis angular es una manifestación de la enfermedad y se presenta como fisuras, eritemas o ulceras de las comisuras labiales, puede presentarse durante periodos iniciales de SIDA, o en enfermedades ya progresivas, algunas veces en conjunto con Xerostomia.

La Candidiasis oral, puede extenderse al Esófago y causar disfagia, odinofagia o ambos síntomas a la vez. Rara vez estos síntomas pueden deberse a lesiones malignas (Sarcoma de Kaposi, Linfoma, Carcinoma) o a ulceras causadas por contacto con comprimidos orales o por el reflujo ácido. Las lesiones esofágicas que no reciban tratamiento, aunque solo causen molestias leves, pueden alterar los hábitos alimenticios y empeorar la nutrición de los pacientes.

Se debe evitar el uso de KETOCONAZOL en pacientes con daño hepático activo, ya que este fármaco es hepatotóxico. En este caso podrían valorarse otras Terapéuticas alternativas tales como: Nistatina oral, Clotrimazol, Violeta Genciana al 2%, Propolina, etc. Se deberá vigilar la posibilidad de necrosis hepática, si se indica Ketoconazol. La terapéutica con Ketoconazol debe comenzar desde el principio, cuando los pacientes presenten Candidiasis oral severa o diseminada a la Faringe o al Esófago, de lo contrario debe comenzarse con las terapéuticas alternativas (Nistatina, Clotrimazol, etc.).Cuando la Candidiasis oral se disemina a la Faringe es muy probable que esté presente en Esófago. Las probabilidades de recurrencia de la Candidiasis esofágica son muy grandes e indican un alto riego de otras infecciones oportunistas, o sea, existe una depresión inmunológica importante y es muy probable que el número de CD4 esté por debajo de 200 células por MM3.Las lesiones del esófago por lo general responden bien y con relativa rapidez a la terapéutica, aunque en ocasiones lo hacen lentamente, por lo que puede requerirse un tratamiento prolongado. Puede indicarse Profilaxis según el caso. Se puede utilizar la Nistatina y el Clotrimazol en óvulos chupados, o embrocaciones de Propóleos, que tienen el mismo efecto que las soluciones.

Fuente: Tratamiento de la Candidiasis Oral en pacientes infectados por VIH / Dra. Susana Bellón Leyva, Dra. Yhusselym Aldama Bellón, Dra. Maritza Mursuli Sosa

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada