Latest News

Dropdown Menu

viernes, 14 de septiembre de 2012

La hiperglucemia puede afectar encías y dientes

Cuando se sufre de alteraciones metabólicas, en específico de altos niveles de glucosa en sangre, los pacientes son más susceptibles para desarrollar una enfermedad bucal como la periodontitis, ya que las encías y los tejidos de soporte de los dientes resultan afectados por una inflamación crónica que, en casos severos, podría ocasionar la pérdida de piezas dentales.


A decir de la doctora Eva de la Rosa Zárate, especialista de la Clínica Todo en Odontología (en la ciudad de México), esta afección se manifiesta en una primera etapa con inflamación y sangrado de encías, pero en periodos avanzados provoca la recesión de éstas, y después dejar al descubierto las raíces y debilitar los dientes, además de propiciar mal aliento y dolor al cepillarse.

Abundó que los pacientes con diabetes, cuyo sistema inmunológico se encuentra deprimido, también están expuestos a adquirir otras infecciones como el hongo liquen plano, por el cual se presenta erupción pruriginosa que causa comezón, y la Candida albicans que se muestra con manchas blanquecinas a las orillas de las encías.

“Otro factor de riesgo primario para la enfermedad periodontal es la placa dentobacteriana, la cual se suma para darnos un cuadro de inflamación crónica”, expuso la dentista.

Además, la doctora De la Rosa Zárate aseveró que cuando el paciente presenta altos niveles de glucosa en sangre (hiperglucemia) podría prevalecer una pérdida de hueso en los órganos dentarios, que conlleva a la pérdida de las piezas.

Dijo también que la mayoría de los casos de periodontitis provienen de la herencia, mientras que la tensión nerviosa, la falta de higiene bucal, traumatismos en la forma de morder y el mal posicionamiento de dientes también influyen en la predisposición del malestar.

Se ha observado que muchos de los pacientes con la afección bucal tienen en promedio una edad de 45 años, en donde se estima un probable diagnóstico de diabetes mellitus, de tal manera que todo lo anterior “repercute en la pérdida prematura de dientes”, puntualizó la especialista.

El padecimiento bucal, indicó, puede controlarse al asistir por lo menos cada seis meses con el dentista para la detección y remoción temprana de la placa dentobacteriana, además recomendó realizar un cepillado meticuloso con pastas dentales que contengan clorhexidina y usar enjuague bucal antibacterial.

Asimismo, hizo un llamado para evitar el consumo excesivo de alimentos careogénicos, como plátano, manzana, mango y cereales, ya que tienen mayor contenido de azúcar y producen bacterias, pero de ingerirlos es importante cepillarse los dientes o si en el momento no puede realizarse será conveniente “comer cacahuates para disminuir la permanencia de sacarosa”.

Fuente: informador.com.mx

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada