Latest News

Dropdown Menu

martes, 4 de septiembre de 2012

Investigadores de odontología de la UNAM descubren molécula capaz de mineralizar huesos, para regenerarlos

La Facultad de Odontología de la UNAM descubrió una molécula de péptido que es capaz de poner en marcha procesos de mineralización que son muy útiles para la regeneración y reparación de huesos, anunció el autor de la innovación tecnológica, Higinio Arzate, durante la Feria de Innovación Tecnológica UNAM para la Industria Farmacéutica, en la que expuso sus avances ante representantes de empresas.


El péptido biológicamente activo promueve la acumulación de sales de calcio y fósforo alrededor de un andamio o matriz tridimensional que está hecha con un material plástico que es absorbida por el cuerpo sin provocar rechazo. El avance tecnológico universitario ya fue presentado ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial que le otorgó el registro de solicitud de patente en mayo de este año y ahora busca ser transferido a la industria.

“Lo que nosotros estamos planteando, en la UNAM, es la utilización de un péptido de 15 aminoácidos, empaquetado en un andamio, tridimensional, poroso, biocompatible y biodegradable para combatir los defectos que llevan a la pérdida del hueso. Nosotros planteamos resolver este problema con el péptido porque descubrimos que contribuye a la formación de cristales y regeneración del hueso”, indicó el líder de la investigación.

“Hemos seleccionado un péptido que nos ha demostrado tener una actividad biológica muy importante porque tiene mucha afinidad con la hidoxipatita (molécula responsable de la acumulación del 90% del calcio presente en el cuerpo humano), pero más importante aún es que la nueva molécula induce la formación de más cristales de hidroxipatita, in vitro”, añadió.

El profesor Arzate explicó que este avance tecnológico se debe ubicar dentro de un campo de la ciencia y la tecnología conocido como ingeniería de tejidos. Una de las características de esta área de trabajo es el uso de estos moldes, andamio o guías tridimensionales, en las cuales se va formando nuevo hueso hasta que se consolida y se absorbe la estructura o andamio usado como apoyo o guía.

“Otro hallazgo que tuvimos es que este nuevo péptido también es capaz de inducir que células troncales se diferencien hacia una actividad mineralizante (osteoblastos o cementoblásteos) y esto quiere decir que esas células troncales estarán en posibilidad de formar nódulos compuestos de sales de fostato y calcio”, añadió el universitario de la Facultad de Odontología.

El descubrimiento de esta molécula puede ayudar a atender uno de los problemas de salud pública más comunes en todo el mundo pues se estima que entre el 60% y el 80% de las personas mayores de 45 años ya tienen algún tipo de daño o malformación ósea, principalmente en la columna vertebral, pero también en dientes.

La Facultad de Odontología calcula que en México más de 3 millones de personas sufren defectos o enfermedades óseas como consecuencia de accidentes pasados o por enfermedades que degradan el hueso y hacen que pierda dureza y flexibilidad.

Algunas de las causas más comunes de problemas con los huesos son la osteoartritis, los traumatismos o golpes y las enfermedades periodontales.

Los universitarios realizaron experimentos con modelos animales, específicamente con ratas que tenían deformaciones o fracturas de hueso con pérdida de material óseo. En sus estudios se llegó a registrar una regeneración de hueso, en algunos de los animales estudiados, de hasta 97%.

Una de las características importantes de la molécula estudiada es que es altamente específica para la función de regeneración de material óseo, sin alterar otras funciones biológicas. En este momento se necesita una alianza con la iniciativa privada para continuar con las investigaciones en fases clínicas más avanzadas antes de lanzarla al mercado.

Fuente: cronica.com.mx

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada