Latest News

Dropdown Menu

lunes, 13 de agosto de 2012

Manejo odontológico de pacientes fectados por enfermedades infectocontagiosas

Son pacientes de alto risgo para contagiar no solo al profesional sino también al personal auxiliar y a otros pacientes, por medio de desechos utilizados para atenderlos, o por medio de instrumental no desinfectado apropiadamente.


Este tipo de pacientes tiene la particularidad de ser debilitados en mayor o menor grado, usualmente sometidos a dosis fuertes o prolongadas de antibióticos, con estados fébriles o recurrentes.

Manejo Odontológico

1. Revisar escrupulosamente la historia clínica, en el caso de hepatitis se debe determinar el tipo y si está en fase activa o no, en cuyo caso solo se realizará el tratamiento dental de urgencia.

2. Valorar de acuerdo al examen odontológico del paciente, identificar focos sépticos (prioridad uno) u otras lesiones que estableceran las prioridades del tratamiento.

3. Establecer un plan de tratamiento con prioridades.

4. Consignar los conceptos anteriores tanto en la historia clínica como en la hoja de interconsulta y plantear un manejo indispensable para liberar al paciente de aquellas lesiones de cavidad oral que puedan estar empeorando o lleguen a empeorar en cuadro clínico.

5. Es indispensable analizar la terapia antimicrobiana ya establecida por el médico y determinar posibles incompatibilidades o potencializaciones con la terapia que la lesión requiera.

6. Establecer una cita oficial para atender al paciente que se debe procurar no interfiera con la atención rutinaria de los demas pacientes de preferencia estos deben ser atendidos al final de la jornada para evitar la posibilidad de contacto entre estos, tanto de material e instrumental utilizado que no ha sido desinfectado oporunamente.

7. Todo procedimiento realizado requiere uno o más controles hasta evidenciar la resolución total de la lesión o lesiones a juicio del tratante. Deben emplearse guantes en todo momento al igual que el personal que asiste, junto con tapabicas, gafas. Los desechos deben ser depositados en bolsas para basuras destinadas para esto a fin de ser tratadas como desecho biológico. El instrumental así como las escupideras, platinas, etc, deben ser limpiadas con hipoclorito de sodio al 2%, alcohol 80% y glutaraldehido al 2%.

8. Toda actividad realizada con el paciente, tratamientos o controles debe registrarse en la historia clínica del paciente.

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada