Latest News

Dropdown Menu

lunes, 27 de agosto de 2012

La odontología del futuro llega a la Argentina

Muchos recuerdan porque no sólo se siguen usando, sino que aun son el método más extendido en la Argentina las radiografías dentarias que requieren morder una pequeña placa. Y recuerdan quizá las veces que puede ser necesario repetir una placa de rayos X para que la imagen sea aceptable para el profesional (para el paciente, es casi siempre un espectro borroso e ininteligible). Vale la pena pensar cuántos tratamientos quedaron interrumpidos a causa de la molestia de ese ir y venir entre consultorios, tiempos de espera y revelado, visitas al endodoncista y al laboratorio, sin hablar del estrés típico de cada visita odontológica, las molestias y cuidados posteriores al tratamiento y demás avatares que cualquiera conoce.


Sin embargo, lo que hay que ir imaginando es muy diferente: modelos completos de la boca de cada uno construidos por una computadora en 3D con precisión micrométrica, imágenes magnificadas instantáneas de área a tratar con una mínima exposición, obtenidas en el mismo consultorio del dentista, utilización de esos mismos modelos digitales para el diseño asistido y la colocación de implantes que calcen perfecto.

Guías milimétricas para que el especialista opere con la mayor seguridad y rapidez, ortodoncia "invisible" y de calce perfecto Y todo con un esfuerzo y una posibilidad de error mucho menor que los que existen en la actualidad.

Nuevas herramientas digitales aplicadas a la odontología como el radiovisiógrafo sistema radiográfico que no requiere revelado y permite obtener un modelo 3D de la boca del paciente para dirigir una cirugía, un tratamiento de conductos o un implante pueden parecer deslumbrantes, pero ya proveen grados inéditos de seguridad, confort, rapidez y precisión en el consultorio del dentista.

Eso se traduce en mejores resultados clínicos y estéticos, y en tratamientos más "amigables" desde el punto de vista del paciente.

"La experiencia y el conocimiento del odontólogo son irreemplazables, pero las nuevas tecnologías permiten minimizar el margen de error, reducir la cantidad de sesiones o contar con datos que antes eran imposibles de tener, como la localización exacta de los vasos y nervios, o las secuelas de tratamientos anteriores", señala Guillermo Sánchez Josseaume, presidente del Círculo Argentino de Odontología, institución organizadora del 31° Congreso Internacional del Círculo Argentino de Odontología (CICAO), que se realizará los días 25, 26 y 27 de octubre de 2012 en el Hotel Hilton de Buenos Aires.

"La radiografía digital es una tecnología ya en uso que además, le permite al dentista interactuar mejor con el paciente, analizar las posibilidades y guiarlo de manera más convincente acerca de cuál es el tratamiento que necesita cita como ejemplo Leonardo Stiberman, presidente del CICAO 2012 . Y después existen, por supuesto, técnicas que aún no son de uso común en los consultorios, como la tomografía odontológica, pero es necesario que los especialistas las conozcan".

Esta "odontología del futuro" que ya está entre nosotros en forma de novedad incluyen cambios aún más radicales: ortodoncia sin brackets, arreglo de caries sin uso el torno, generación de hueso con células madre embrionarias en niños con malformaciones congénitas del paladar y muchos otros adelantos.

Los instrumentos de magnificación basados en lentes microscópicas permiten potenciar el ojo clínico del especialista. Un ejemplo que da Stiberman es el de la rotura de instrumentos durante el tratamiento: la presencia de minúsculos fragmentos invisibles al ojo humano son, según se descubrió a raíz del advenimiento de estas nuevas técnicas electro-ópticas, causa de infección y pérdida de muchas piezas dentarias.

La magnificación microscópica permite verlo en tiempo real y evitar la presencia de esos restos, lo que se traduce en mejores resultados de los arreglos y en la preservación de los dientes.

"Otras de las cosas que el ojo humano no permite ver y estos instrumentos sí es, a veces, el motivo del dolor de un paciente, que puede deberse a una causa que a simple vista no es identificable", agregó.

En ese sentido, el odontólogo Eduardo Allevato, miembro del Círculo Argentino de Odontología indicó que "el mismo grado de avance que ha significado la aplicación de las tecnologías digitales a la medicina, se ha dado también en la odontología, permiten que aquello que nosotros aprendimos a hacer hace muchos años, hoy se pueda hacer de manera mucho más rápida y segura".

Pero el desarrollo de la técnica no puede remplazar la experiencia del profesional odontólogo y su habilidad para comprender lo que al paciente le sucede y asesorarlo respecto de lo que necesita.

"El odontólogo no tiene enfrente un primer molar , un segundo molar o un canino , sino que en todos los casos se trata de una persona que tiene un problema en la boca, y ese problema puede estar repercutiéndole en muchos otros aspectos de su salud y de su vida" , resumió Stiberman.

Arreglos sin torno, brackets invisibles y otras maravillas El Congreso que se realizará en Buenos Aires recibirá a muchos invitados extranjeros, que podrán a los especialistas locales al tanto de varias otras novedades.

Una de las más prometedoras es la posibilidad de tratar caries sin utilizar el torno. A esto se referirá la odontopediatra brasileña Sandra Kalil.

Las innovaciones técnicas permiten además la aplicación de brackets prácticamente invisibles, totalmente adaptados a la boca del paciente, que le proveen el máximo de estética y confort.

Fuente: terra.com.ar

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada