Latest News

Dropdown Menu

miércoles, 8 de agosto de 2012

Hiperplasia Condilar. Diagnóstico y tratamiento

La articulación temporomandibular (ATM) difiere considerablemente de otras diartrosis, ya que la mayoría de, ellas en la séptima semana de vida intrauterina ya han completado el desarrollo, mientras que aquélla apenas lo está iniciando.


Durante el desarrollo del esqueleto facial, es necesario que los cóndilos mandibulares tengan crecimiento igual y coordinado para que haya simetría facial y una oclusión dental adecuada.

La hiperplasia es muy rara, unilateral y asociada con asimetría facial y mandibular. Se presenta durante la pubertad o al final de ella como resultado de hipermetabolismo en el centro de crecimiento condilar del lado afectado donde persiste el crecimiento al alcanzar la edad adulta.

Este crecimiento puede continuar durante la tercera y cuarta décadas de la vida o incluso a edades mayores, no existe predilección por sexo, raza o lado alterado y su causa es poco clara y controvertible donde algunas teorías sugieren una relación con antecedentes de neoplasia, trauma o infección.

Diagnóstico

El diagnóstico de la Hiperplasia Condilar depende básicamente de la anamnesis y el examen físico del paciente donde se detectan la asimetría, la maloclusión y la sintomatología de la articulación temporomandibular. Los exámenes paraclínicos son de gran ayuda, las imágenes radiográficas muestran las desproporciones, la gamagrafía ósea es un buen medio para mostrar y diferenciar la actividad cuando la patología está activa y el estudio histológico confirma los hallazgos

El diagnóstico diferencial debe hacerse mayormente con algunas neoplasias, como osteocondroma, en otros como osteoma, condroma, fibrosteoma, displasia fibrosa o con alteraciones del lado opuesto al afectado por microsomía y atrofia hemifacial o algunas enfermedades degenerativas de la ATM.

Se debe tener presente que el diagnóstico de hiperplasia condilar puede ser incorrecto y que en realidad puede tratarse de osteocondroma, ya que las características clínicas e histopatológicas no son aun muy claras.

En la hiperplasia condilar existe un crecimiento excesivo del cóndilo afectado conservando su forma, lo que puede ayudar a diferenciarla del osteocondroma ya que en esta última el cóndilo se hace irregular.

Todo esto se puede observar en los estudios de imagen y comprobarlo con el examen histopatológico, donde la hiperplasia condilar presenta cartílago hipertráfico con islas de cartílago remanente en el trabeculado óseo, mientras que en el osteocondroma hay exostosis osteocartilaginosa sin islas de cartílago.

Hallazgos clínicos

Los hallazgos clínicos de la hiperplasia condilar son asimetría facial y mandibular, alteraciones oclusales con mordida abierta o cruzada de los dientes posteriores del lado afectado, compensaciones óseas o dentales con hipererupción y laterognasia, ocasionados por el crecimiento condilar que proyecta el cuerpo y rama mandíbular hacia abajo y adelante. Puede haber dolor preauricular en el lado hiperplásico, en el lado opuesto o en ambos, restricción de los movimientos de la mandíbula, sonidos articulares o luxación del cóndilo.

Tratamiento

El tratamiento suele consistir en una condilectomía durante el período de crecimiento activo. Si ya ha cesado el crecimiento, están indicados el tratamiento ortodóncico y la remodelación quirúrgica del maxilar inferior. Si el cuerpo mandibular ha alcanzado una altura considerable, se puede mejorar la simetría facial rebajando el borde inferior.

Fuente: ecured

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada