Latest News

Dropdown Menu

miércoles, 15 de agosto de 2012

Férula de Relajación. Objetivos y técnica

La férula de relajación continúa siendo el medio más universal y más efectivo de interceptar los efectos del bruxismo a largo plazo. Se ha comprobado que estos aparatos reducen significativamente el bruxismo.


Objetivos:
Proteger las superficies dentales y disipar las fuerzas generadas en el sistema músculo-esquelético, de manera que los efectos perjudiciales en los dientes, periodonto, músculo y ATM disminuyan.

Se indicará su uso nocturno ó constante (solo retirándola para comer). Se usará constante o permanente en casos de bruxismo persistente, que no cede después de un ajuste oclusal

Técnica
Estas férulas son confeccionadas de acrílico que cubren las caras oclusales de todos los dientes del arc, extendiéndose por vestibular y lingual hasta el acuador del diente, a fin de darle cierta retención. La cara oclusal de la férula debe ser lisa y pulida, y puede usarse en uno o en ambos maxilares.

Al colocarle la férula se ajusta con cuidado. Está férula levanta la mordida del paciente aprox. 2-3 mm, y con esto estiramos las fibras musculares. El paciente debe instruirse en su uso durante el sueño y tal vez en otros momentos cuando la actividad bruxista se identifica.

La férula se debe reajustar de nuevo en 2 ó 3 semanas, y después en intervalos largos. En la siguiente cita se debe revisar la superficie oclusal, y buscar las bruxofacetas en la resina acrílica dura.

Estas bruxofacetas se debe pulir con rueda lisa de hule impregnada con piedra pómez. Antes de despedirse del paciente debe completarse un equilibrio cuidadoso de la oclusión en la férula.

El dentista debe usar su juicio para determinar:
- Si la férula debe usarse indefinidamente en la noche.
- Si debe retirar y no usarla más, salvo al regreso de los síntomas.

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada