Latest News

Dropdown Menu

jueves, 10 de mayo de 2012

Odontología Holística: Terapia dental puede aliviar malestar general

Ese dolor de cabeza o de rodillas que tanto le molesta, puede tener su origen en un diente que está en mala posición o que está muerto. Según, el Dr. Michael Nissnick, odontólogo y practicante de la Terapia Neural, los dientes, como entes vivos y relacionados con el cuerpo, además de doler en el mismo sitio, pueden ocasionar interferencias a distancia, produciendo, por ejemplo, malestares en otras zonas del cuerpo, tales como dolor en las piernas, inflamación en el colón o en la columna e incluso, pueden influir en su estado de ánimo.


El Dr. Nissnick afirma como odontólogo holístico, que no hay que ver a los dientes como si fueran unos clavos aislados dentro de los maxilares de todo el cuerpo, ya que todos los órganos hay que verlos interrelacionados a través del tejido conjuntivo intercelular o intersticial.

¡Sáquese esas cordales!

Un diente se convierte en una zona de interferencia y lesiona el organismo, cuando es lo que se conoce como un diente muerto y también si está en mala posición o tiene una obturación muy profunda sin la protección para el nervio. Igualmente, si un diente está ausente, pero el hueso del sitio donde estaba el diente, no cicatrizó adecuadamente, se forma una osteítis residual, llamadas lesiones Nico, que son tremendas en sus proyecciones de dolor, sostiene el especialista.

El odontólogo explica que los dientes pueden ser causa de malestar en otras partes del cuerpo, si han adquirido el carácter de un campo o foco de interferencia: áreas cuyo potencial eléctrico es más bajo que el de los tejidos circundantes, lo cual resulta en la aparición de dolores o enfermedades. Estos campos interferentes pueden encontrarse en cualquier parte del cuerpo y a menudo, en zonas muy alejadas de la parte del organismo donde se presentan los síntomas.

El Dr. Nissnick destaca que es muy recomendable que se extraigan las cordales porque son campos de interferencia en potencia, las cuales pueden originar en el organismo los más diversos síntomas generalizados, como polineuritis en todo el cuerpo, dolores de rodillas y hasta cefaleas. "Especialmente, las cordales inferiores, frecuentemente inclinadas, permanecen por mucho tiempo como focos inactivos, pero en un momento dado suelen activar dolencias cercanas y lejanas. Además pueden crecer hacia el segundo molar vecino y dañarlo".

Terapia Neural: para eliminar dolores

El Dr. Nissnick lleva años aplicando exitosamente la Terapia Neural para el dolor en los dientes, en los maxilares y para mejorar la condición de la encía aliviando, a su vez, dolores en otras partes del cuerpo, los cuales precisamente tienen su origen en un diente enfermo. Se trata de un método de diagnóstico y tratamiento de padecimientos causados por trastornos en el sistema neurovegetativo, el cual es sumamente efectivo, fácilmente aplicable, exige poco equipo y tiene reducido costo. La Terapia Neural consiste en la aplicación de un anestésico local: una inyección de procaína en la zona de interferencia y según el odontólogo, generalmente, se elimina el síntoma entre 12 a 20 horas. Frecuentemente se requieren varias sesiones de inyecciones.

Si hay una mejoría obtenemos la eliminación de un síntoma fuerte a distancia de un momento a otro y es lo que se llama fenómeno de segundos o fenómeno "flash". Este efecto de curación también se da en el mismo segmento, por ejemplo tratando un maxilar inferior se puede quitar el dolor del oído o el dolor de la nuca, y en este caso, estamos trabajando en un mismo sitio o segmento—dice el especialista.

La Terapia Neural tiene varios mecanismos de acción y una efectividad sorprendente tanto en dolores agudo, como crónicos: actúa en forma directa sobre el órgano enfermo y ejerce influencia sobre los mecanismos reguladores del organismo, atacando directamente al campo de interferencia.

Cabe destacar, que la procaína tiene un sinnúmero de efectos beneficiosos para el cuerpo, entre ellos: calma el dolor, regula la circulación, es antialérgica, baja la fiebre, estimula la diuresis, influencia la producción de hormonas y enzimas, e igualmente, mejora el estado general del organismo, afirma el Dr. Nissnick.

Por último, el odontólogo alerta sobre la relación de los dientes con obturaciones de amalgamas que contienen mercurio y los demás metales que se encuentran en ellas. Estas amalgamas constituyen un campo de interferencia, por contaminación metálica de la boca hacia todo el organismo, y en especial, el sistema nervioso. El mercurio y los metales de las amalgamas producen síntomas como insomnio, dolor de cabeza, taquicardia, fallas intestinales y colitis, entre otros. "Existe una gran gama de síntomas que se deben a la contaminación por mercurio, y en estos casos, hay que reemplazar las obturaciones de los dientes y colocarles resinas y/o coronas, preferiblemente libres de metal", concluye.

El Dr. Michael Nissnick estará presente en el XV Seminario de Terapias Alternativas que se realizará en Caracas del 28 de junio al 1º de julio y que abordará temas relacionados con la medicina complementaria, holística y biológica.

Fuente: entornointeligente.com

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada