Latest News

Dropdown Menu

miércoles, 16 de mayo de 2012

Infecciones Bucales: Gingivoestomatitis

Es una infección viral o bacteriana de la boca y las encías que causa hinchazón y úlceras.


Causas

La gingivoestomatitis es común, particularmente entre los niños y puede ocurrir después de una infección con el virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1), que también causa las boqueras (fuegos) o herpes labial.

La afección también puede ocurrir después de una infección con el virus de Coxsackie. Se puede presentar en personas con mala higiene oral.

Síntomas

Los síntomas pueden ser leves o severos y pueden abarcar:
  • Mal aliento
  • Fiebre
  • Malestar general, inquietud, indisposición general (malestar)
  • Úlceras o llagas en la parte interna de las mejillas o en las encías
  • Boca muy adolorida sin deseos para comer
Pruebas y exámenes

Un examen de la boca muestra pequeñas úlceras, similares a las úlceras bucales causadas por otras afecciones. El médico puede sospechar de otros trastornos si hay signos de tos, fiebre o dolores musculares.

Normalmente, no se necesitan exámenes especiales para el diagnóstico de la gingivostomatitis; sin embargo, el médico puede tomar una muestra de tejido de la úlcera para verificar si hay una infección viral o bacteriana, lo cual se denomina cultivo. Ocasionalmente, se puede practicar una biopsia para descartar otros tipos de úlceras bucales.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es la reducción de los síntomas. Tenga una buena higiene oral. Incluso, así exista sangrado y se presente dolor, es importante el cepillado de las encías en forma suave y cuidadosa, con el fin de disminuir las posibilidades de una infección adicional, causada por las bacterias normales de la boca.

Se pueden necesitar antibióticos. Es posible que el médico deba limpiar el tejido infectado, un proceso denominado desbridamiento.

Se pueden recomendar los enjuagues bucales medicados para reducir el dolor. El agua con sal (media cucharada pequeña de sal en un vaso de agua) o enjuagues de venta libre, como el peróxido de hidrógeno o la xilocaína, pueden servir como calmantes.

La alimentación debe ser bien balanceada y nutritiva. Los alimentos suaves, blandos y sin condimentos pueden reducir la molestia al comer.

Pronóstico

Las infecciones de gingivoestomatitis se clasifican desde leves y ligeramente incómodas hasta severas y dolorosas. Las úlceras generalmente desaparecen en 2 ó 3 semanas con o sin tratamiento. El tratamiento puede reducir el malestar y acelerar el proceso de cicatrización.

Posibles complicaciones

La gingivoestomatitis puede encubrir otras úlceras bucales más graves.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si las úlceras bucales están acompañadas de fiebre u otros signos de enfermedad o si éstas empeoran o no responden al tratamiento al cabo de tres semanas.

Fuente: sumedico.com / Foto: bebesymas

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada