Label

Category 4

Category 5

Sponsor

About Us

Advertise Space

Recent Posts

Featured Post

Ads Place 970 X 90

Contact

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Slider Area 2

Slider Area 1

Categories

Category 2

Recent

Category 7

Category 8

Join the Club

Category 9

Category 1

Category 10

Social Buttons

Slider Area 3

Popular

Indicios de osteopenia y osteoporosis son revelados en radiografía panorámicas

Advertisemen
Valencia, enero (Prensa Facultad de Odontología UC).− Una radiografía panorámica puede ser utilizada como herramienta para diagnosticar de manera precoz osteopenia y osteoporosis en pacientes de alto riesgo.

A esta conclusión llegó Bruno Pier Doménico luego de evaluar tres métodos radiológicos−odontológicos en la interpretación de osteoporosis en pacientes del género femenino par su tesis doctoral en Ciencia Odontológicas, presentada a la Universidad del Zulia y con la cual alcanzó el más alto escalafón educativo con una mención honorífica de publicación.





Pier Doménico, profesor a dedicación exclusiva de la Asignatura Imagenología, adscrita al Departamento de Ciencias Básicas Odontológicas de la Facultad de Odontología de la Universidad de Carabobo, es Magister Scientiarum en Planificación Educativa y Especialista en Radiología Bucal y Maxilofacial de la Universidad Peruana Cayetano Heredia de Lima, Perú.

Todo paciente que acude a la consulta odontológica, se le indica como rutina, una radiografía panorámica, ya sea para ver si las unidades dentarias están completas o detectar la ausencia congénita un diente o ver la posición de los terceros molares (Cordales), entre otros; pero sabemos que muchas enfermedades sistémicas se manifiestan a través de signos radiográficos en los maxilares y es por eso que esta investigación aporta nuevas herramientas en los protocolos de diagnóstico para prevenir a temprana edad una disminución en la densidad mineral ósea, es decir, la osteoporosis, cuya prevalencia en Venezuela ha sido analizada en la última década y se le responsabiliza de un elevado número de fracturas con la consiguiente incapacidad y mortalidad. De allí la importancia de la temprana detección para aplicar medidas preventivas y/ o el correspondiente tratamiento.

Es de hacer notar y hacer hincapié en que la radiografía panorámica no sustituye a la densitometría ósea (DEXA), examen actualmente prescrito por los médicos y que mide la disminución de la densidad mineral ósea en partes específicas del cuerpo humano.

El estudio lo que demostró fue, que la radiografía panorámica puede ser utilizada por odontólogos para observar, no solo los dientes, sino también signos radiográficos de enfermedades que están afectando sistémicamente al paciente pues, desde la boca lanzan el alerta, con el beneficio de ser económicas, poco invasivas, rápidas y muy detalladas.

"Hoy en día se forman a odontólogos que analicen integralmente al paciente porque aunque su punto focal de intervención está en la boca, cara y cuello, ciertas patologías que afectan al paciente sistémicamente, pueden influir y ocasionar el fracaso de los tratamientos, de allí la necesidad de la correcta evaluación y de la guía oportuna e individualizada", subrayó Bruno Pier Doménico.

Avances tecnológicos

El especialista de la Facultad de Odontología de la UC comenta que los avances tecnológicos en el campo de la radiología bucal y maxilofacial, junto al desarrollo de nuevos equipos, modalidades y estudios radiográficos e imagenológicos, ha proporcionado, al profesional de la odontología, diversos recursos para interpretar con mayor confiabilidad, alteraciones, enfermedades o patologías que afectan al paciente; reflejándose en la boca y territorio craneofacial.

"En el mercado hay equipos digitales que proporcionan imágenes tridimensionales de alto contraste con las cuales se facilita el diagnóstico y la toma de decisiones", precisó.

Explica que para el odontólogo general y, más específicamente, para el especialista en radiología dentomaxilofacial, resulta de gran importancia conocer si el paciente presenta una disminución de su densidad ósea mineral a nivel de ambos maxilares, así como valorar los cambios morfológicos cualitativos (calidad del hueso), cuantitativos (cantidad de hueso) y morfométricos (altura de la mandíbula), que podrían indicar signos de osteopenia/osteoporosis en estos pacientes. Esta información es de gran valor a la hora de determinar cuál sería el plan de tratamiento más adecuado a seguir.

Métodos empleados

El profesor Pier Doménico, bajo la tutoría de la doctora Adalsa Hernández, comprobó la confiabilidad de tres métodos radiológicos odontológicos en la determinación de la densidad mineral ósea, comparados con la densitometría ósea (DEXA), en pacientes venezolanas de género femenino, mayores de 40 años.

Se examinaron 106 mujeres mayores de 40 años, consultantes de la de la Cínica Félix Boada, Baruta−Estado Miranda, entre los años 2007 a 2009. Del grupo fueron excluidas las pacientes con enfermedades sistémicas, bajo terapia antioresortiva o corticosteroides, que pudieran ocasionar la alteración de la densidad mineral ósea de los maxilares y más específicamente en mandíbula.

A cada paciente se le realizó una densitometría ósea y una radiografía panorámica, en ésta última se evaluaron cambios cualitativos y cuantitativos, mediante la utilización de los siguientes índices:

1.− Índice mandibular cortical (IMC): este es un índice cualitativo, ya que mide, a través de la observación de la radiografía panorámica, la calidad de la cortical mandibular o borde basilar de la mandíbula. El IMC clasifica a esta cortical en tres categorías:

Encontraron: a) que el cortical mandibular se presentaba normal, sin signos de erosiones; b) la cortical se encuentra moderadamente erosionada, con presencia de signos de resorción lacunar (Imágenes oscuras en la cortical) y c) presencia de erosiones severas en la cortical mandibular.

2.− Ancho cortical mandibular (ACM), índice cuantitativo que mide el ancho de la cortical mandibular.

3.− Método morfométrico o altura total mandibular (ATM): que mide, como su nombre lo indica, la altura de la mandíbula, desde el borde basilar hasta el reborde alveolar.

Resultados y conclusiones

En la investigación no se encontró una correlación significativa entre el Índice mandibular cortical con el diagnóstico de osteoporosis a través de la densitometría ósea de columna vertebral y de fémur. En cambio, si se pudo determinar diferencias significativas entre el ancho de la cortical mandibular y la altura total mandibular. El IMC no parece ser un adecuado predictor de una disminución en la densidad mineral ósea en mandíbula, ya que este índice, presenta limitaciones importantes para determinar la validez diagnóstica en la identificación de signos de osteoporosis.

En la actualidad sigue aumentando la muestra de estudio para poder seguir correlacionando el IMC y la densitometría ósea. Sin embargo, asegura que el método cuantitativo o ancho cortical mandibular y el método morfométrico, que se refiere a la altura total mandibular, son de gran utilidad en el diagnóstico de la osteoporosis, a través de la utilización de las radiografías panorámicas.

Aportes

El estudio realizado por el Dr. Pier Doménico, aporta datos epidemiológicos importantes, ya que es la primera investigación, a nivel nacional, que utiliza la radiografía panorámica y la compara con la densitometría ósea, para detectar precozmente una disminución en la densidad mineral ósea en pacientes venezolanas mayores de 40 años.

Problema de salud pública

La osteoporosis constituye un grave problema de salud pública a nivel mundial debido a que puede presentarse a cualquier edad y es uno de los trastornos más importantes asociados al envejecimiento.

Esta enfermedad ha sido definida por la Organización Mundial de la Salud como un trastorno del sistema esquelético, caracterizado por la disminución de la masa ósea y deterioro de la microarquitectura del tejido, con un consecuente incremento en la fragilidad del hueso y de la susceptibilidad a las fracturas. Igualmente es considerada como un grupo heterogéneo de síndromes que se caracterizan por una menor cantidad de hueso, sin que ello afecte su estructura.

Se presenta generalmente a partir de los 30 años, "cuando el organismo no es capaz de formar suficiente hueso nuevo o cuando gran cantidad del hueso antiguo es reabsorbido por el cuerpo o en ambos casos.

Después que los huesos alcanzan la densidad máxima entre los 25 y 30 años de edad, el ser humano pierde cada año, 0,4 por ciento de la fuerza en los huesos. A esta velocidad y con una buena alimentación, las personas pueden experimentar una pérdida de masa ósea sin desarrollar la enfermedad.

Las mujeres, después de la menopausia y en especial las mayores de 50 años, pierden masa ósea a una velocidad más rápida, ya que se produce la disminución de los niveles de estrógenos, llegando incluso a perder un 3 por ciento cada año, lo que constituye una de las causas principales en la aparición de la enfermedad. Las mujeres sufren de osteoporosis más frecuentemente que los hombres.

Clínicamente la Osteoporosis está reconocida por la ocurrencia de fracturas, y usualmente el paciente no presenta síntomas antes de que esta ocurra. Los principales sitios de fractura en la osteoporosis son la cadera, las vértebras y la muñeca; sin embargo fracturas del húmero proximal, pelvis, costilla, clavícula y fémur distal están también asociadas con baja masa ósea.

Esta enfermedad crónica y multifactorial puede progresar en forma silente por décadas hasta que ocurra una fractura y es por ello que también es conocida como la epidemia silenciosa.

Fuente: entornointeligente.com
Advertisemen

Disclaimer: Gambar, artikel ataupun video yang ada di web ini terkadang berasal dari berbagai sumber media lain. Hak Cipta sepenuhnya dipegang oleh sumber tersebut. Jika ada masalah terkait hal ini, Anda dapat menghubungi kami disini.
Related Posts
Disqus Comments
© Copyright 2017 Mapa Odontológico - All Rights Reserved - Created By BLAGIOKE Diberdayakan oleh Blogger