Latest News

Dropdown Menu

lunes, 2 de enero de 2012

Actinomicosis, una peligrosa infección bucal

La actinomicosis es una enfermedad infecciosa de origen bacteriano, cuyo agente pertenece a la familia de los actinomyces.



El más frecuente es el Actinomyces israeli, al cual se lo encuentra como comensal en la boca y el resto del tubo digestivo, a partir de donde es capaz de invadir el organismo cuando por alguna causa se daña la mucosa que reviste la vía aérea, un traumatismo por ejemplo, permitiendo su ingreso a la circulación sanguínea a través de la cual se disemina.

La falta de higiene bucal y las infecciones dentarias favorecen el crecimiento y desarrollo de los Actinomyces y la posterior infección.

Dependiendo de la forma en la que invade el organismo se van a encontrar varias formas clínicas de Actinomicosis. En la mayoría de los casos se localiza en la cara y el cuello.

El Actinomyces produce la enfermedad cuando se introduce en los tejidos faciales debido a un trauma, cirugía o infección y una de sus causas más comunes son los abscesos dentales y la cirugía oral. Una vez que se ha localizado en el tejido forma un absceso , produciendo un abultamiento de color rojo intenso a rojo púrpura, a menudo en la mandíbula , de donde proviene el nombre de mandíbula abultada.

Los síntomas más notables son hinchazón o abultamiento rojo intenso a rojo púrpura que aparece en la cara o parte alta del cuello, úlceras que supuran en la piel, fiebre, pérdida de peso.

Como es una enfermedad con una gran tendencia a la propagación por todo el organismo, si no se adopta una medida terapéutica inmediata puede ocasionar serias y graves complicaciones en la persona enferma.

Los antibióticos son los medicamentos de elección para eliminar a los Actinomyces del organismo . Se recomienda mantener una buena higiene oral y visitar el odontólogo con frecuencia.

Fuente: Globedia/Farmacia
« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada