Latest News

Dropdown Menu

jueves, 22 de septiembre de 2011

Las embarazadas pueden recibir tratamiento dentario

La gestante puede y debe recibir tratamiento dentario en cualquier época del embarazo, ya que las alteraciones hormonales pueden afectar la salud bucal haciendo que la futura mamá sea más susceptible a padecer inflamaciones gingivales. La doctora Karen Kegler Pangrazio afirma que es necesario un control durante la gestación y que no afecta al bebé.



¿Las embarazadas pueden ir al dentista? La doctora Karen Kegler Pangrazio responde que la mujer embarazada puede recibir tratamiento odontológico en cualquiera de las etapas del embarazo. “La gestante puede y debe recibir tratamiento dentario en cualquier época del embarazo, pues el estrés del dolor es peor que la ansiedad a la hora del tratamiento. Los focos infecciosos deben ser eliminados y el tratamiento realizado. Las consultas odontológicas deberán ser rápidas”.

El segundo trimestre (cuarto, quinto y sexto mes) es el más indicado, pues es en esta fase la embarazada se encuentra en un periodo de menor riesgo de consecuencias sobre el feto, explica, y agrega que “en el primer y en el último trimestre, los tratamientos conservadores y preventivos son la mejor alternativa. En el tercer trimestre, resulta más difícil encontrar una posición confortable para estar sentada por mucho tiempo en el sillón odontológico”.

Indicaciones: las posiciones adecuadas deberán ser utilizadas. La gestante puede tener un apoyo con una almohada en la región lumbar y el respaldo del sillón dental debe estar en una posición reclinada formando un ángulo de 45 grados, porque si el sillón se encuentra en posición acostada, el feto comprime la vena cava inferior, lo que dificulta el retorno venoso al corazón produciéndose un síndrome hipotensivo.

El abuso de tomas radiográficas debe ser evitado, principalmente los tres primeros meses. Pero si fuese necesario e imprescindible, siempre usar el delantal de plomo como protección. En cuanto a los anestésicos y prescripción medicamentosa, el odontólogo o médico puede determinar cuáles son los indicados y permitidos sin consecuencia sobre el feto. En caso de infecciones de origen dentario, el tratamiento debe ser realizado inmediatamente, pues existe el riesgo de que las bacterias se diseminen por el torrente sanguíneo.
« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada