Latest News

Dropdown Menu

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Chile Sonríe: Los odontólogos también pierden

Soy una odontóloga que atiende a través del programa Chile Sonríe. Por desgracia. Caí al igual que los miles de pacientes y otros cientos de odontólogos pensando que el sistema nos entregaría la oportunidad de llegar a una población que comúnmente no tiene opción de atenderse en nuestra especialidad. Por cierto, sabía de los bajos costos de los tratamientos y que yo recibiría escasa remuneración. No obstante, sumando y restando, dado el volumen de gente que atendería, decidí ingresar.


Como toda escoba nueva, los primeros meses todo anduvo bien. Los pacientes asistían a la clínica, se les atendía (y se les atiende) con los mejores materiales dentales, buenas acomodaciones, mejores laboratorios. En fin, como cualquier otro paciente particular. El problema no está en el paciente pues él cancela la totalidad de su atención antes de ingresar. En mi caso el problema no está en mí, y de ello pueden dar fe cada uno de los pacientes a los que yo he atendido, SIN EXCEPCIÓN, y que hoy lamentan la situación en la que estoy y en la que están los pacientes que se siguen suscribiendo al programa.

El problema está en Areadent, empresa que les ha entregado maliciosamente información sesgada en cuanto a tratamientos y coberturas. Por otra parte, el programa ha estado cambiando sostenidamente las reglas del juego en relación a pagos, pues unilateralmente ha determinado requisar un 10% de los valores por concepto de “comisión”, aparte de los gastos de administración que suelen ser hasta de un 20% (ya van 30% menos del costo que paga el paciente aparte de la actual incorporación de $39.900) y, más encima, debe descontar un 10% por boleta profesional. Este total disminuido de esta forma debiera pagarse en dos partes, pero he allí el problema: CHILESONRÍE NO ESTÁ PAGANDO A LOS ODONTÓLOGOS QUE INGRESAMOS AL PROGRAMA. Y, según me vengo a enterar, esto viene sucediendo hace bastante tiempo. Por lo que veo, captan a un colega, lo tratan bien al comienzo para que se entusiasme y luego comienzan las trabas: nuevas modalidades, nuevos descuentos, falta de pago en las fechas indicadas, devolución de boletas por cualquier concepto (la cosa es tirar la pelota hasta que termine el partido).

La primera vez que me dijeron que no había pago, la razón fue “falta de liquidez”. Ahora, simplemente no hubo razón para el no pago. En estos momentos estoy a la espera de que cumplan la promesa de pago para el 17 de mayo, 17 de junio y 17 de julio. Mientras tanto, me angustia ver cómo mis pacientes se desesperan porque no saben si sus dineros serán entregados a su dentista tratante. Muchos de ellos han reclamado telefónicamente al programa, pero no hay solución. Así es que sigo tratándolos, pagando mi error para que ellos no pierdan su plata. Otra vez pierde el dentista. Los pacientes y nosotros hemos sido engañados. El problema es que ya no quiero seguir atendiendo, pues veo que lo estoy haciendo a riesgo de perder todo. Avisé al programa que detendría las atenciones. ¿Qué pasará cuando los dentistas al fin nos unamos y decidamos no seguir atendiendo a estos pacientes? Ufff… es terrible. Soy colegiada y he acudido al Colegio de Dentistas de mi región. Espero que el Colegio Nacional resuelva pronto. ¡Ah! debo decir que, aparte de esto, la evasión de impuestos es salvaje, ya que los pacientes no reciben boletas por sus dineros, sólo el comprobante de depósito. Tampoco envían a los dentistas una boleta por concepto de cobro de comisión, la cual he pedido hasta el cansancio, sin obtener resultados.

Bueno, ésta es la otra cara de la moneda. Como ven, alguien está ganando mucha, pero mucha plata y no somos los dentistas asociados a este programa, que aún se publicita de la forma más engañosa, ni son mucho menos nuestro crédulos pacientes. POR FAVOR, A QUIENES ESTÁN AÚN EN LA DUDA, NO ARRIESGUEN SU PLATITA.

Ciper Chile
En respuesta a: El millonario negocio detrás de la campaña de salud dental ChileSonríe - Enviado por Odontóloga ingenua
« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada