Latest News

Dropdown Menu

jueves, 10 de septiembre de 2009

Disfunción del Tejido Blando - Video Didáctico



La respiración bucal, la succión digital, la deglución infantil, el empuje lingual y otros hábitos miófuncionales pueden causar alteraciones en el desarrollo facial, maloclusión y recidiva.


Requiere una conexión de banda ancha y Macromedia Flash Player 9. 

La Disfunción del Tejido Blando… si se deja sin corregir causará problemas en el desarrollo facial, inestabilidad en los tratamientos de ortodoncia y disfunción temporo-mandibular (DTM).

Desde los tiempos de Edward Angle, numerosas publicaciones han reportado la influencia que tienen los hábitos miófuncionales sobre el crecimiento y desarrollo facial y sobre la oclusión.

Estudios más recientes han demostrado que el apiñamiento dental y las discrepancias maxilares no son siempre de origen genético, sino que también son producidas por una alteración en la respiración y en la deglución. Dentro de los planes de tratamiento en ortodoncia, rara vez se incluye algún tipo de tratamiento específico para estos problemas miófuncionales.


La siguiente gráfica muestra claramente que los tejidos blandos y la posición dental deberán ser tratadas en conjunto durante cualquier tratamiento ortodóntico. Antes, esto era difícil de integrar al tratamiento.
La investigación ha demostrado que los labios y la lengua determinan la posición de los dientes. 
"más frecuentemente de lo que se suele reconocer, la función labial puede ser la causa de la mal posición dentaria."





A. "Para mover un diente sólo se necesita 1.7g de fuerza."



B. "La presión labial ejercida sobre un pantalla labial se calcula entre 100 y 300g."



C. "En casos de deglución atípica, es posible ejercer fuerzas de hasta 500g sobre los dientes anteriores."



Ningún tratamiento de ortodoncia será estable si antes no se corrigen los hábitos miófuncionales.


El poder que ejercen las fuerzas de la lengua, labios y músculos peri-orales es suficiente para determinar la posición de los dientes. La disfunción del tejido blando, una vez se diagnóstica, se puede tratar, mejorando el resultado de cualquier tratamiento ortodóntico, particularmente su estabilidad. Si se corrige temprano durante la dentición mixta, ayuda a mejorar el desarrollo facial y disminuye la necesidad de extraer dientes. 
En el pasado, poca atención se ha prestado al diagnóstico de la disfunción del tejido blando, pues los problemas son difíciles de reconocer y consumen mucho tiempo. El Sistema TRAINER™ fue desarrollado para incorporar la filosofía de la terapia miófuncional al tratamiento ortodóntico (véase el efecto miófuncional) 

El uso del vídeo digital en cámara lenta permite una mejor identificación de la disfunción del tejido blando El vídeo ilustra los efectos sobre los dientes, la quijada, y sobre la articulación temporo-mandibular. El tratamiento de la disfunción del tejido blando es por lo tanto esencial para el éxito a largo plazo de cualquier tratamiento ortodóntico y de ATM.


Fuente: Myofunctional Research Co.

« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario