Latest News

Dropdown Menu

miércoles, 15 de julio de 2009

PMR: La Placa de moda


La Placa de moda

En todas las profesiones aparecen técnicas que por sus ventajas y bondades adquieren popularidad con inusitada rapidez. Unas perduran, otras son remplazadas y al poco tiempo nadie se acuerda de ellas. Los odontólogos tenemos desde hace varios años a la causante de este artículo: La Placa Miorelajante (PMR), también conocida como placa oclusal, placa reposicionadora, placa desprogramadora, guarda oclusal, etc. Cada escuela le coloca el nombre que mejor le place, pero a fin de cuentas es la misma. Es la placa de moda en odontología.


Muy seguramente usted habrá visto a alguien con ella en la boca, alguno de su familia la usó por un tiempo, o tal vez usted está leyendo este artículo con la placa puesta. En vista de que su utilización es cada vez mayor, es conveniente dedicarle unas pocas líneas para comentar su aplicación. Para simplificar la llamaremos la Placa, a secas.


¿Qué es la Placa? Es un objeto de acetato o de acrílico elaborado sobre un modelo de yeso que reproduce el maxilar del paciente.


¿Para qué se usa la Placa? Hay tres razones principales para que su odontólogo le recomiende una Placa.


  1. La primera es que usted sufra de “mala mordida”, que apriete o frote los dientes superiores contra los inferiores. Esto se conoce como bruxismo y le puede ocasionar desgastes patológicos de dientes con trastornos en el hueso de soporte y en la Articulación Temporo Mandibular (ATM) (¿Qué es una ATM?) . Para el correcto diagnóstico de la mala mordida y definir un plan de tratamiento se requiere un estudio de la oclusión, con modelos de yeso obtenidos de las impresiones de sus dientes y montados en un articulador especial. Para este caso es recomendable usar una Placa hasta lograr la relajación y estabilidad de los músculos masticadores que permita la toma fidedigna de registros para el estudio de la mordida.

  1. Tal vez usted no bruxa pero se queja de trastornos en la ATM. Estas dolencias pueden ser: Dolor de oído, dolor en los músculos masticadores, dolor al comer o bostezar, dolor en la nuca o en el cuello, jaquecas, ruidos y/o chasquidos en la ATM, dificultad para abrir y/o cerrar la boca, y mandíbula “trabada”. En estos casos su odontólogo podrá recomendarle una Placa para lograr la remisión de los síntomas y pasar a un tratamiento de rehabilitación.

  1. Al resolver casos extensos y complejos de rehabilitación oral el odontólogo le puede indicar una Placa, por lo general de uso nocturno, para mantener la estabilidad del tratamiento. De manera especial en pacientes sometidos a fuerte tensión emocional o estrés.


El tiempo de uso de la PLaca dependerá de cada caso en particular. La odontología no es una ciencia exacta y no es posible tratar a todos los pacientes bajo los mismos parámetros. Para casos 1 y 2 lo usual es que el paciente necesite usar la Placa día y noche. O sea, que la debe usar 24 horas diarias, quitándosela solamente para comer y para la higiene bucal.


Es de notar que mientras más tiempo use la Placa más posibilidades hay de lograr alivio de los síntomas. Si el paciente no es disciplinado en el uso de la Placa, en lugar de mejorar podrá agravar sus dolencias. En los casos 3 solamente se recomienda la Placa al dormir pues sus necesidades son menos exigentes.


Un factor digno de tener en cuenta es la alimentación. En 1 y 2 la utilización de la Placa debe ir acompañada de dieta blanda. Cuando la ATM sufre por una mala mordida, las molestias se acentuarán al masticar alimentos duros y disminuirán al reducir el trabajo de los músculos en la trituración de los alimentos. Debemos procurar que el acto de masticar se realice de la manera más suave posible, por lo tanto, si mantenemos una dieta blanda será menor el esfuerzo y trabajo realizados, impidiendo así que la mandíbula regrese a su equivocada mordida habitual.


Por otra parte, es muy importante tratar de dormir siempre boca-arriba. Al dormir de lado, derecho o izquierdo es igual, la mandíbula es forzada hacia el lado opuesto para compensar la presión ejercida por la almohada. Este desplazamiento hace que tanto los dientes como la mandíbula vayan adquiriendo defectuosas posiciones que contribuyen a aumentar las molestias. Para la ATM la posición ideal al dormir es sobre la espalda para lograr la relajación muscular y evitar las fuerzas laterales. Esto es recomendable para todos los pacientes.


La Placa debe ser lavada solamente con agua y crema dental o jabón de tocador. No la lave con agua caliente pues se puede deformar y habría que elaborar otra. Si la Placa se rompe o fractura llévela de inmediato a su odontólogo.


Si tiene alguna duda acerca del tema puede enviarla a jatovar@celcaribe.net.co

« PREV
NEXT »

1 comentario

  1. Muchas Gracias,

    Quisiera saber donde podria encontrar mas informacion, ya que mi odontologa me dijo que tendre que usarla.

    ResponderEliminar