Latest News

Dropdown Menu

miércoles, 17 de septiembre de 2008

El sueño de los Dientes Blancos

Cuando ponemos atención a nuestra sonrisa, generalmente nos preocupamos por el color de nuestros dientes, la visita al odontólogo en estos últimos años ya no se ha vuelto una rutina rehabilitadora, pues años atrás las dolencias dentales nos obligaban a separar una cita con nuestro dentista.





En la actualidad ya hemos notado cómo los pacientes asisten para buscar soluciones al color de sus dientes o a la mala posición, buscan estética y lucir una sonrisa perfecta, agradable y muy saludable.

El Blanqueamiento Dental se ha vuelto el tratamiento de moda en las consultas dentales, y actualmente existen todo tipo de técnicas y para todos los precios.

Cómo referencia podemos decirles que el proceso de aclaramiento dental o blanqueamiento dental es un proceso inocuo, no afecta la integridad del diente ni la salud de las personas. El proceso es a través de la acción del oxígeno, el cual ingresa a los cristales del esmalte dental y extrae los pigmentos que ocasionan la coloración amarillenta de nuestros dientes. Además cumple una función opacadora del esmalte, la cual a su vez no deja traslucir la dentina (segunda capa del diente) que también participa en la imagen amarillenta del diente.

Existen unos requisitos básicos para iniciar un tratamiento de blanqueamiento:
  • Encías en buen estado, no inflamadas ni sangrantes

  • Dientes libres de caries profundas

  • Dientes libres de zonas sensibles

  • Ser mayor de 15 años (en las personas muy jóvenes la pulpa dental aún es muy grande y puede causar cuadros fuertes de sensibilidad)

  • Crearse hábitos de Higiene aceptables que incluyan el cepillado dental después de cada comida, uso del hilo dental mínimo una vez al día y enjuagues bucales diarios.

  • Controlar el consumo de alimentos con alta carga de colorantes como las gaseosas oscuras, el café, el té cargado y el vino tinto.

  • No ser fumador, en caso serlo iniciar un tratamiento para disminuir su consumo.

  • Predisposición a controles semestrales con su dentista.

Luego de evaluar esos criterios podemos dar inicio a la elección del sistema de blanqueamiento, las cuales se dividen en 2 tipos:
  1. Blanqueamiento Nocturno o Casero (de 15 a 21 días)

  2. Blanqueamiento Profesional (de 5 a 8 días)

El primero de ellos como su nombre lo indica, se realiza en casa con controles cada 3 días con su dentista.
La Segunda opción se realiza en el consultorio entre 2 a 3 sesiones de 40 minutos cada una, mucho más rápida.
Ambas logran aclarar los dientes, pero existen ciertas diferencias de tiempo, niveles de sensibilidad y factibilidad de acuerdo al grado de aclaramiento que necesite los dientes.
Lo que podemos concluir es que ambos sistemas pueden satisfaccer las espectativas del paciente, pero que todo va depender de las necesidades particulares de cada individuo.
Haga sus consultas llamando al 327-2607
Centro OdontoVida - www.odontovida.com

Inicia Conversación Online
« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario